En la torre

El episodio de la Torre Administrativa es un caso más de corrupción –evidente, aunque no comprobada– de los muchos que se registran en todos los niveles de gobierno. Quién sabe por qué, pero los funcionarios de cualquier lado resultan muy débiles ante las tentaciones del poder.

El ejemplo supremo, por su investidura, es Felipe Calderón. El Presidente se rasga las vestiduras cuando habla de su vocación de superhéroe incansable que habrá de acabar con el crimen organizado a punta de balazos.

Pero su fantasía adquiere olores fétidos cuando Elba Esther Gordillo, la mera mera del Sindicato de Maestros, revela que en las elecciones de 2006 pactó (bajo el agua, obviamente) con el entonces candidato panista para, a cambio del apoyo de la maquinaria magisterial, obtener concesiones y privilegios del gobierno federal.

Si Calderón estuvo dispuesto a eso, ¿qué otros actos turbios llevará en la conciencia?, ¿podemos confiar en su integridad, en su honradez? Da miedo saber que ése es el individuo, “el líder” que lanzó al país a una narcoguerra sin estrategia conocida.  

Y así como ocurre en la cúpula del gobierno federal, podemos (debemos) también desconfiar de diputados, senadores, alcaldes, gobernadores y todo funcionario con un mínimo grado de poder. La corrupción parece contagiar a todos.



Rodrigo MedinaA Rodrigo Medina le toca lidiar con un medio de comunicación que hace su mejor esfuerzo por ventilar asuntos que sin duda el gobernador y sus allegados quisieran conservar en lo oscurito; el ejemplo más reciente es el seguimiento periodístico sobre ese edificio inútil y ofensivo para la ciudadanía que se llama Torre Administrativa.

Si El Norte cae en excesos al fustigar al gobierno estatal exhibiendo transas aquí y allá, o si lo hace motivado por intereses extraperiodísticos, se lo demandarán sus lectores y la sociedad entera.
Pero más bien parece que los excesos provienen de una tribu gobernícola que se niega a acatar la honestidad como norma obligatoria de conducta.

El gobierno estatal destruiría a El Norte desmintiendo sus notas; sin embargo, no puede y por ello solo responde quitándole publicidad oficial, misma que distribuye irracionalmente en otros medios, muchos de ellos inexistentes o desconocidos.

Medina deberá rendir cuentas a la historia no solo por sus actos, sino también por los de su antecesor. Al encubrir a Natividad González Parás y sus funcionarios (que en gran medida son los mismos que los suyos), el gobernador se vuelve cómplice de los actos de corrupción que, en todas sus variantes, se le puedan comprobar a la administración anterior.

Lo malo es que Medina, González Parás y todos los demás funcionarios, deberían rendir cuentas no solo a la historia, sino también a la ciudadanía.



Y es entonces cuando el clamor popular se deja escuchar de nuevo: estamos hartos de la impunidad que tanto nos ofende como miembros de una sociedad de por sí muy lastimada pero deseosa de levantarse.

Rodrigo Medina se congraciaría con los nuevoleoneses si tuviera el valor de pedir explicaciones a quienes gobernaron Nuevo León el sexenio anterior. Hoy se le aplaude su valor para enfrentar a los narcos prohibiéndoles los vidrios polarizados, pero más se le reconocería si pintara su raya con respecto a Gonzáles Parás.

Exigir cuentas a los funcionarios que engañaron a la ciudadanía con esa Torre inútil serviría para ir desactivando la impunidad crónica que padecemos en el Estado. Si Medina metiera a la cárcel, digamos a un par de sujetos que hayan sido señalados en reportes periodísticos en casos como éste, la gente le tendría confianza a su gobierno.

En cambio, si se aferra a brindar protección a las ratas del pasado y permite, por qué no, que sigan royendo el hueso actual, llegará el momento en que todo se salga de control en términos de gobernabilidad. Porque ¿quién le va a creer?

Si el gobernador no hace nada, la Torre será un homenaje a la impunidad en este sexenio.

Intro 140
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...