La mujer que cantaba para ahuyentar la tristeza

Cesária Évora decía que desde chica cantaba para ahuyentar la tristeza.

Ya desde muy joven, y obligada por la pobreza, comenzó cantando en los bares de Mindelo, en San Vicente, Cabo Verde, unas islas volcánicas varadas en el Atlántico, a unos cientos de millas de la costa de Senegal y descubiertas en 1456 por los portugueses, que las usaron como escala para los navíos de sus rutas hacia América y África Austral.

Ahí entre los lugareños, los marineros, el puerto y la noche, fue que se convirtió en “La reina de la morna”, ese género nacido en Cabo Verde, una especie de lamento muy cercano al fado, al tango y a la modinha brasileña. Muchos se refieren a la morna como el blues cabo-verdiano.

En ese entonces, por unas cuantas monedas o un poco de alcohol, Cesária cantaba de mesa en mesa, de día en noche, de noche en día.

"Entonces había mucho movimiento, con gente de todas las razas y nacionalidades, y yo cantaba para los marineros extranjeros que me invitaban a subir a los barcos. También me llevaban a casas particulares de portugueses. Siempre me pagaban poco, pero suficiente para vivir", explicó Cesária en una entrevista para el periódico español El País.

Conocí su música y escuché su nombre no hace muchos años. Si mi memoria no me falla, fue apenas en los albores del 2001 cuando me topé de frente con una Cesária Évora sonriente, ataviada con un vestido morado que ondeaba en su caminar por la orilla del mar sereno en São Vicente di Longe (2001), un disco en el que se hacía acompañar de Caetano Veloso, Bonnie Raitt y Chucho Valdés, entre otros.

Desde entonces el canto de Cesária Évora me ha acompañado por infinidad de carreteras, por las nubes, por los recuerdos, por las calles de mi vida.

Nunca es tarde para escuchar a Cesária Évora.

Después de algunos o muchos años cantando en el puerto, Cesária es convencida para presentarse en Portugal, lugar donde conoció a José da Silva, un ferroviario que se convirtió en su representante y productor tras emocionarse hasta las lágrimas al oírla cantar por primera vez. Estuvo junto a ella hasta el último suspiro.

Cize, como la conocían sus allegados, fue conocida mundialmente como “La diva de los pies descalzos”, debido a que siempre cantaba descalza en los escenarios de todo el mundo como un acto de solidaridad con la gente pobre de su amado San Vicente, y de todo Cabo Verde, pues durante el período en que fueron colonia de Portugal y, aún poco después de su independencia, todas aquellas personas que no tenían dinero para comprar zapatos no podían andar libremente por las aceras del pueblo.

Cesária fue descubierta mundialmente a los 47 años de edad, cuando de la mano de José da Silva decide viajar a París donde graba su disco La diva aux pieds nus (1988) y después Miss perfumado (1992), logrando el aplauso de la crítica y del público. A partir de ahí su camino sería en ascenso hasta convertirse en una artista de talla internacional.

Las canciones de Cesária Évora generalmente hablan de la larga y amarga historia de aislamiento del país y del comercio de esclavos, así como de la emigración. Se dice que en Cabo Verde es mayor el número de personas fuera del país que el de los que aún radican ahí.

Su voz ha sido capaz de mover las fibras más sensibles de públicos de distintas latitudes que, aún sin conocer su idioma, bien pueden sentirse identificados con esa nostalgia hecha canto.

Escuchar a Cesária Évora es respirar el aire fresco y salado que corre infantilmente de un lado a otro sobre un puerto del que un día se partió, y al que algún día se espera regresar; nuestro propio puerto, el que una tarde o una noche, dejamos atrás.

Cesária Évora dejó de existir el sábado 17 de diciembre de 2011 en Mindelo, su hogar, al cual regresaba dos veces al año después de darle la vuelta al mundo cantando descalza y con el alma en su voz.



Recordando a Cesária Évora
LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...