Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012
Fotos: XARDIEL PADILLA
 

Impresiones y emociones sobre los estudiantes en la calle: #yosoy132

Los estudiantes se organizaron; salieron a la calle y alzaron la voz. Y me da mucho orgullo haber sido testigo de ese hecho en esta ciudad de Monterrey.

No sé si ustedes opinen distinto, pero yo creo que éste es un hecho histórico en nuestra ciudad. A mi edad, que anda por el meridiano de la tercer década, no recuerdo haber presenciado un movimiento estudiantil genuino como éste, en el que no hubo injerencia del algún partido político o actividad proselitista.

Claro, tomemos la distancias adecuadas. Sí faltó mucha gente por asistir. Tampoco se puede hablar de toda la comunidad estudiantil de Monterrey porque nos quedaríamos más que cortos. No se ha ganado nada aún, pero lo significativo de lo que ocurrió en la marcha va por otra vera.

Los estudiantes despertaron; se hicieron presentes y demostraron que tienen voz propia; que no se dejan manipular y sobre todo, lo más importante: quieren cambiar este país.

Y para ese cambio, comenzaron por lo básico: organizarse.

Me emocionó mucho caminar las calles junto a ellos porque pude constatar que es algo genuino. Todos ahí entendieron que era una marcha apartidista y eso le dio aún mayor autenticidad a la movilización.

No se trataba de ningún apoyo a algún candidato o en su contra. Se trataba de exigir transparencia en el manejo de la información. Se trató de hacerle ver a Televisa, TV Azteca y Milenio (Multimedios), que los jóvenes no les creen; que no son manipulados y exigen dejar de mentirle a la sociedad en sus distintos medios.

Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012El solo hecho de pensar que estaba sucediendo en todo el país y, al mismo tiempo escuchar que los jóvenes gritaban que no eran acarreados sino personas informadas, me hacia pensar que estaba viviendo un momento único y eso hacía que la piel se me erizara.

Vamos, todo mundo hace hincapié en que el regiomontano es apático. Bueno, no puedo generalizar, pero hoy algunos dejaron esa apatía, y esos algunos no eran los que generalmente participan en marchas, eran individuos de distintos sectores de la sociedad regiomontana que decidían salir a la calle.

Más allá de la cantidad de gente que acudió o de la que faltó, lo importante es el hecho de haber sucedido; de que decidieran alzar la voz.



Otra de las cosas que me emocionó fue ver que esta marcha era plural: todos estábamos representados ahí. No había distinción de clases, no había sectorización. Todos íbamos al mismo paso y eso nos hizo sentir que en realidad estaba algo ocurriendo, porque todos gritábamos las mismas consignas al unísono.

No fue un espejismo: al menos durante la marcha, hubo una verdadera unión.

No puedo olvidar la señora afuera de una florería sosteniendo una cartulina en la que instaba a los jóvenes a seguir adelante. Los claxons de los carros en señal de apoyo; los pulgares hacia arriba de quienes estaban en las banquetas o pasaban en sus coches. Y hay otra cosa que quiero resaltar; La tolerancia de los automovilistas.

Ciudadanos haciendo sociedad fue lo que vi en la marcha., y eso, perdón que lo repita, me emociona enormemente.

Se hicieron presentes el Tec, UANL, UDEM, U Metropolitana, que fue de las que supe su asistencia.

Creo firmemente que esto es solo el comienzo. Los estudiantes ya reaccionaron, ahora habría que instar a los distintos sectores de la sociedad a que se fueran uniendo a este tipo de actividades en las que el fin es ser escuchados.

De hecho, creo que los compañeros músicos y creadores deberíamos de estar ahí, independiente de si están de acuerdo o no, porque de eso nutrimos nuestro arte: de lo que ocurre entre la gente, en las calles, en nuestra sociedad y, en muchos casos, nuestra música y nuestra obra, es consumida por los jóvenes.

Hay que ser testigos de lo que está ocurriendo porque el arte es una especie de crónica de la sociedad.

Invito a los músicos y artistas en general a que acudamos a ver y presenciar lo que ocurre. Que hablemos de ello; que tomemos acción en el momento que se está viviendo en el país.

Basta con salir una vez a la calle para darse cuenta que se está siendo parte de algo importante; que se tiene una voz y la libertad para expresarse.

En esta ciudad, de la que muchos resaltan su apatía, hoy algunos respondieron y salieron a manifestarse.

Como bien me dijo Gerardo Wario: se está haciendo sociedad, y eso, repito: me sigue emocionando.

Aquí les dejo un tema de George Moustaki que conocí gracias al escritor y dramaturgo Xavier Araiza (quien también acudió a esta marcha) y quien me comentó que en su tiempo fue un tema importante en los movimientos estudiantiles del 68 en París. Y sí, éste es un “tiempo de vivir”.








Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012




Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012




Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012




Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Marcha estudiantil del 23 de mayo de 2012



Un momento histórico
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...