¡Que siga sonando!

En tiempos donde la inseguridad es el pan de cada día; en los que el miedo se ha apoderado de las calles y el centro de la ciudad ha quedado abandonado, ofrecer cultura se ha vuelto un reto.

Desde hace un año, Oscar González, guitarrista regiomontano de jazz y un servidor, comenzamos con la idea de llevar el jazz hacia la gente. Hacerlo sonar en otros espacios donde estuviera más al alcance, que la gente lo pudiera escuchar, conocer y disfrutar.

Así fue como dimos con el San Luisito, restaurante que se encuentra, ahora sí que en el corazón de Monterrey; está a un costado del Museo de Historia y del paseo Santa Lucía, donde se fundó esta hermosa, pero golpeada ciudad.

Aún recuerdo que la primera vez que hablamos con uno de los socios del lugar él tenía ciertas dudas de nuestra propuesta, pues era una realidad, sin culpar a nadie, que todavía hasta hace poco se tenía la idea de que el jazz era sólo para unos cuantos.

Cuál fue la sorpresa de todos nosotros al ver la respuesta del público en el primer evento. La gente tranquilamente llegó a convivir y escuchar jazz y eso se estableció con fuerza cada ocho días.

Fue Roger Nuncio junto a su trío los que iniciaron las sesiones. Ese día confirmamos que el jazz era buena opción para ofrecérsela a la sociedad cansada de cosas negativas en el entorno.

Claro, ha habido días en que el frío ha calado; las mesas se han quedado esperando y la música lo resintió, pero jazz nunca ha faltado. Por otro lado, también ha habido muchas alegrías y buenos momentos que han ocurrido durante las sesiones, como los “jams” que se improvisaban al terminar aprovechando que había varios músicos ahí presentes.

Como una cruzada, a favor de la difusión de música —en este caso del jazz— se han sumado a esta aventura llamada “Los martes de jazz” una importante cantidad de músicos regiomontanos, porque una de las razones principales de hacerlo es que la gente conociera a los músicos de jazz regiomontanos y su obra. Que supieran qué se hace de jazz en la ciudad y quiénes lo hacen.

Bueno, el caso es que se cumple un año ininterrumpido de llevar jazz todos los martes por la noche y eso es algo que nos llena de orgullo a muchos de nosotros.

Todos los músicos que han participado han sido parte importante de este logro. La gente que ha respondido a nuestro llamado a favor del jazz; los medios que nos han ayudado. Se ha logrado lo que buscábamos: unir. Y esa unión ha sido gracias al jazz.

De ofrecer jazz como opción cultural a la ciudad todos somos partícipes: los músicos, los que organizamos, el lugar y los que asisten.

Gracias a todos ustedes hemos logrado tener jazz continuamente y este martes lo celebraremos como debe ser.

¡QUE SIGA SONANDO EL JAZZ EN MONTERREY!

Un año de jazz en el mero San Luisito
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...