Contra los zetas, palabras, palabras y palabras

Vaya con tanta coincidencia. Los ipecos le dan una pamba a Rodrigo Medina y el mero mero de la CIA, el general David H. Petraus viene a México; primero habla con el presidente Felipe Calderón y luego tiene una reunión ultrasecreta en Gobernación con los pesados del llamado gabinete de seguridad.
 
Todo esto a pocas horas de los increíbles acontecimientos en Apodaca.
 
Y ahora los polis de Guadalupe se tirotean con los judiciales. Qué lindura. No hay nada mejor que la coordinación.
 
Les estamos dando a los gringos ya no pretextos, sino argumentos sólidos para que consoliden su hegemonía sobre México.
 
Está claro que Medina no puede con el paquete: Calderón tampoco. El Estado mexicano busca aliados con quienes compartir el desmadre en que nos ha metido. Y qué mejor que la OEA.
 
El comadreo tiene su título: Reunión Hemisférica de Alto Nivel contra la Delincuencia Organizada Trasnacional. El uno y el dos del mes próximo será el cotilleo.
 
¿Qué discutirán, aprobarán alguna novedosa estrategia? Los únicos que están ganando son los socios y vecinos del norte: convierten la sangre mexicana en buenos, contantes dólares.
 
Los patéticos dirigentes de las naciones hermanas harán, al igual que nosotros, lo que Washington ordene.
 
A estas alturas da lo mismo que Calderón acepte federalizar el penal de Apodaca, como lo pidió, por unanimidad, el Congreso local.
 
Eso no pondrá fin a la violencia. El consuelo, de tontos, es que ya Nuevo León no será responsable de muertes y suites vacantes –porque de fuga, nada: poco faltó para que les alfombraran la salida–, como si Apodaca fuera municipio de otro estado.
 
En cuanto al regaño patronal, hay que decir que los buenos hombres no se significaron por su inteligencia o imaginación:
 
Medina, dijo Víctor Zorrilla Vargas, de esa vaina de la Ccinlac, debe hacerse a un lado para dar “paso a los militares y federales”. Estos lo que quieren es un Pinochet.
 
El joven Rodrigo, definitivamente, ignora que se metió a lo hondo sin saber nadar.
 
“Estamos en control” de todo. Por poco dice que hasta del clima.
 
Peor estuvo nuestro amigo Cuitláhuac Salinas, lo recuerdan, verdad, el subprocurador que vino a hacer justicia a los deudos de las víctimas del Royale. Los zetas han puesto a Nuevo León patas arriba y el bueno de Cuitláhuac dice que “hemos obtenido resultados satisfactorios” en la represión al más sanguinario de los cárteles.
 
Palabras, palabras, palabras. Los mexicanos mueren como moscas y la élite de la República imperial se frota las manos de alegría: el fruto está por caer del árbol.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Fernando Larrazabal no tiene vergüenza. Eso ya lo sabemos. Lo malo es que nosotros tampoco la tenemos. El edil se irá de diputado federal plurinominal. No gastará ni un queso porque no hará campaña. La curul es un premio que le damos. Ya se nos olvidó la tragedia del Royale.


No pueden con el paquete
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...