Felipe cogobierna con los capos

Aleluya: el presidente Felipe Calderón dijo la verdad.
 
En Cartagena de Indias, ante treinta y tantos de sus colegas, aceptó —un poco tardíamente, pero al fin lo admitió— que el narco azteca cobra impuestos. El panista se quedó corto: se vio tímido y desinformado.
 
Los sicarios son dueños absolutos de pequeños asentamientos humanos, tienen sus casetas de peaje en las autopistas, secuestran a quien les da la gana, se quedan con el rescate y lo mismo lo liberan que lo matan; cobran derecho de piso a vendedores ambulantes y puesteros semifijos y extorsionan con cantidades millonarias a empresarios exitosos.
 
Hacen y deshacen en Pemex, columna vertebral de la economía nacional y símbolo del patriotismo y dignidad de los mexicanos: la Cuenca de Burgos es de ellos.
 
Imponen la censura a no sé cuántos medios que antes se dedicaban a informar; exigen cuotas a dueños de bares, tables y salas de masaje; meten la mano en la trata de blancas y en el tráfico de indocumentados, pero falta lo peor:
 
Ellos controlan las ciudades de la frontera norte: de Matamoros a Ciudad Juárez no vuela ni una mosca sin el visto bueno de los capos. Y eso es ominoso: el Estado mexicano no puede o no quiere imponer la ley y el orden en las urbes que son la llave y la puerta de nuestro comercio exterior.
 
Es muy impresionante ver cómo en Nuevo Laredo hay balaceras y granadazos que duran horas en tanto que al otro lado de los puentes reina la tranquilidad.
 
Los cárteles, naturalmente, son los agentes financieros de muchos aspirantes a puestos de elección popular y en no pocos casos designan a los candidatos.
 
De lavado de dinero ni ganas dan de hablar. ¿Cuántas empresas, nuevas o tradicionales, son propiedad de los malos?
 
Por cierto, y esto nos hiere a los profesionales, a muchos sayones les da ahora por hacerle al Sulzberger o de perdido al Hearst o, vamos, ya en las últimas, a los hermanitos Cavazos: tienen sus diarios, sobre todo en Nayarit y en Tamaulipas: sin duda, proyectarán presencia mediática en otras entidades.
 
¿Qué hace Hacienda respecto al lavado de dinero? Hasta donde sé, bosteza.
 
Otrosí: asusta la capacidad de cooptación de los barones de la droga. Sus escarcelas nunca se vacían y son lo bastante generosas para comprar lo mismo al gendarme piojoso y muerto de hambre que al funcionario público más encumbrado.
 
Razón de más para acelerar la creación de una policía nacional paramilitar profesional y decorosamente pagada, que sustituya a los tres servicios armados.
 
Los soldados de Aire, Mar y Tierra son, prácticamente, el único sostén del Estado: si las narcomafias los corrompen, y lo pueden hacer —a poco creen los mexicanos que el uniforme es garantía de pureza moral—, ¿qué pasa?
 
Calderón no hará nada, y pensar que Peña Nieto, con los compromisos que tiene —y su nada limpio pasado— saldrá cual Cid Campeador a dar la batalla es caer en el onanismo; a Jose lo que le interesa es crear una teocracia y darles a los Evangelios el carácter de ley: la Sharia leal a Roma; tal vez el Peje se anime.
 
Tal vez, pero falta que gane. ¿Cuál será, pues, nuestro futuro?
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Se les alborotó la hormona a los hermanitos del Servicio Secreto de Estados Unidos.
 
Es comprensible: Colombia es patria de mujeres hermosas. Lo más probable, a partir de la experiencia personal, es que las trabajadoras del sexo pretendieron abusar de los extranjeros y les subieron la tarifa a la mala.
 
Sea lo que fuere, la anécdota es sabrosa.


Poder de facto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...