Felipe, gobernador

Felipe Enríquez debe moderar sus ansias de novillero. A estas alturas es posible que hasta Rodrigo Medina esté enterado que FE será gobernador de Nuevo León a partir de ya durante, por lo menos, los próximos nueve años.
 
Pero en política, más que en cualquier otro oficio, hay que saber guardar las formas.
 
Además, es de mal gusto hacer leña del árbol caído. El ex diputado sabe muy bien todo esto: ¿por qué está, pues, violando las reglas?
 
Tengo entendido que es un tío con la cabeza bien puesta sobre los hombros. Si esto es cierto, la respuesta no está en la prepotencia: Enríquez —me dicen— no es de los que se marean al subirse a un ladrillo.
 
Y la función pública, en todos los niveles, desde la Presidencia de la República hasta las "zanahorias", es un ladrillo: frágil, además, y de corta vida.
 
Vamos por partes. Hace días, en un discurso que nunca debió haber dicho, nuestro joven Ejecutivo estatal comentó que la “famosa” seguridad no es su prioridad.
 
Se refirió, en términos despectivos, a la crisis que nos convirtió en un país de nota roja: todos tenemos miedo, excepto, quizás, él y su familia y eso por el momento.
 
De inmediato, el ahora candidato a la Alcaldía de Monterrey respondió con fuertes descargas de fuego no tan amigo. El combate a la violencia ocupa el primer lugar en su agenda y para neutralizar a los sayones, pretende militarizar a la gendarmería municipal.
 
En el antiguo régimen, el desplante tal vez le hubiera costado a FE la candidatura: a menos que actuara inspirado por instancias de poder superior.
 
Ahora, las cosas son distintas y, además, la neta, Rodrigo no es pieza para él. Se lo va a comer crudo, vivo y sin sal.
 
Como sea, se recomienda que lo haga con finura, estilo y elegancia. No hay necesidad de humillar al vencido. Felipe Enríquez tiene razón en ir organizando la pelea a la inseguridad: ya no es un problema, es una crisis.
 
Y con la actual policía el nudo gordiano se estrechará aún más. Veamos algunas cabezas de la página cinco, sección local de El Norte, edición de ayer:
 
“Muestran policías su ‘lado oscuro’. Arraigan a 2 oficiales por crimen”. “Choca ministerial ebrio”. “Van 8 de Fuerza Civil al Penal por violación”. “Detienen a 9 uniformados de Apodaca por robo”.
 
Creo que es mala idea imponer un orden marcial a la guardia de la ciudad, pero eso será materia de otro comentario.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Naturalmente que la nota del día son el debate y el posdebate, pero por una combinación de horario y salud no puedo esperar hasta esas horas para teclear mi punto de vista. Mis disculpas.


Rodrigo no es pieza para él
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...