Peña Nieto salió tímido

Si se me permite parafrasear a Orwell, diré que las notas periodísticas más impactantes son las que nos dicen lo que ya sabíamos.
 
Proceso publicó, hace años en su número 1512, el arreglo en lo oscurito entre Televisa y Peña Nieto.
 
Del contrato propio de El Padrino estaban enterados hasta los polinesios güeros descendientes de Gauguin —salió muy amoroso el pintor este—. Ahora el muy británico The Guardian, uno de los cinco mejores diarios del mundo, replica la nota y les da al mexiquense y al niño Azcárraga Jean una descobijada de aquellas.
 
El texto del rotativo londinense con ediciones en Manchester, su ciudad natal, provocó un tsunami que ciertamente no beneficia ni al candidato del Grupo Atlacomulco, ni al PRI ni al emporio televisivo.
 
A Julio Scherer, como a cualquier periodista mexicano, lo pueden ningunear, pero a The Guardian no.
 
La bomba tipográfica estalla en mal momento para el de Toluca: el tío recién dijo que no irá al debate organizado por #YoSoy132.
 
Se ve mal. Los políticos mexicanos de todos los tiempos y colores han tenido una cosa en común: lo que ponen las gallinas, Tablada dixit.
 
Pascual Ortiz Rubio es una de las muy escasas excepciones: se asustó cuando un militar atentó contra su vida y prefirió morir de viejo en su casa.
 
Recuerdo muy bien a Luis Echeverría —no es santo de mi devoción— de pie entre sus guardias derribados, sangrando de una herida en la cabeza y con ánimo de sobra para regañar a los universitarios que lo estaban agrediendo físicamente.
 
Y hete aquí que Peña Nieto se nos manifiesta como un don de espíritu tibio y tímido.
 
El Presidente de México no puede ser un hombre que se deja dominar por el temor.
 
No creo que los muchachos lo quieran linchar. A lo sumo le hubieran mentado la madre y nadie se muere de eso. El argumento de EPN: el debate no garantiza imparcialidad. Y qué: un buen político, con dominio de la escena y la palabra, siempre se puede imponer a un público hostil.
 
Peña Nieto no desconfía del encuentro: simplemente sabe y sin querer acepta ante el mundo que no tiene recursos de político profesional.
 
Quizás sea cierto, pues, que en la Ibero el pobre se escondió en el sanitario de mujeres.
 
El abanderado tricolor se echa para atrás en un contexto desfavorable para su candidatura y su partido: lo de Yarrington trae cola y para refinar el aceite se estrena la película sobre el asesinato de Colosio.
 
El asunto está pelón.



Sin los recursos de un político profesional
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...