Cadenas de papel

El esfuerzo que hicieron los muchachos del 132 es digno de aplauso.
 
El debate del martes estuvo mejor organizado que el del IFE. Hubo fallas, claro, pero el hecho de que participaran tres de los cuatro aspirantes a la Presidencia de la República es un indicio inequívoco de que esta nueva corriente política tiene fuerza y poder de convocatoria.
 
Su planteamiento para democratizar los medios de información nos sacudió a muchos profesionales.
 
Nosotros no hemos encontrado la solución. Somos un gremio en permanente guerra civil: nos pierden la soberbia, la cobardía y, en no pocos casos, la corrupción.
 
He visto reporteros despedidos por ganar una nota exclusiva, por intentar defenderse como trabajadores ante la voracidad de algunos editores, previo chivatazo de un colega; muchos fueron defenestrados porque tomaron partido a favor de asalariados agredidos de una u otra forma por el capital; otros, por el delito de ser políticamente incorrectos.
 
Esto de procurar denunciar los abusos y las injusticias es tarea difícil cuando los propios periodistas son atropellados por los dueños de los medios.
 
Hablo de la Prensa escrita, que es lo mío.
 
Bajo la dirección de Julio Scherer, Excélsior, cooperativa auténtica aunque no perfecta, llegó a ser uno de los diarios más importantes del mundo hasta que una combinación de injerencia por parte del gobierno de Luis Echeverría y la anemia moral de muchos cooperativistas nos obligaron a salir de esa casa editorial.
 
En Excélsior no se cometieron arbitrariedades contra los cooperativistas porque éramos los propietarios de aquel imperio editorial; había respeto para el personal de las tres ramas: Redacción, Talleres y Administración.
 
Son pocos los diarios o revistas que tratan con respeto a reporteros y redactores. Monitor es, desde luego, una de estas excepciones.
 
Y sí, la culpa es nuestra. Pero nunca es tarde para hacer otro intento en atención a los intereses de la sociedad —que merece estar bien informada— y a los de la gente de mi oficio.
 
Podemos empezar estudiando los protocolos que siguieron los colegas españoles y franceses para recuperar la dignidad lastimada —el “Cuarto Poder” era conocido en Madrid y París como “el foso de las víboras”— y ganar a pulso la capacidad y el aplomo para dialogar de igual a igual con los editores.
 
Me parece fenomenal que los chicos hayan puesto esta bomba de tiempo sobre la mesa.
 
Los tiempos nos demandan un esfuerzo para limpiar nuestro templo de papel y tinta.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Debe ser de mamut el esqueleto que está guardado en el armario global de la Casa Blanca.
 
Quizás al animalote lo cazaron en México y luego lo arrastraron a Washington.
 
Se esconden peligrosos secretos en el expediente de la operación Rápido y Furioso, esto es, la venta de armas a narcos mexicanos autorizada por el gobierno gringo.
 
La tormenta que va a estallar podría provocar daños más allá de las fronteras de EUA. En plena época electoral, el presidente Obama tuvo que emplear el recurso del Privilegio del Ejecutivo para mantener en lo oscurito los detalles de RyF.
 
Por lo pronto, el procedimiento funcionó. Pero todo indica que Obama pagará un precio muy alto. Y quizás no sea el único presidente que resulte lastimado.
 
“Si no quieres que se sepa no lo hagas”, decían los antiguos.


La democracia en los medios
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...