Margarita Arellanes, pararrayos decorativo

Mal empieza la semana para el que ahorcan en lunes.
 
Margarita Arellanes nunca proyectó la imagen de una dirigente carismática, inteligente, enérgica y, sobre todo, honesta como buena cristiana en el delicado asunto del manejo de las cuotas de poder.
 
Pero como buenos mexicanos, nos encanta hacernos pendejos solos —el “maistro” Torres dixit— y, como siempre, queríamos creer que “ahora sí van en serio las cosas”.
 
Je je.
 
La panista se encargó de arrojar baldes de agua tan helada sobre la débil flor de la esperanza que ésta ya murió congelada.
 
A menos que el Maquiavelo de La Chona se equivoque, algo que esperamos con toda el alma, sigue la lista de nuestras desventuras. Miguel Ángel García será el hombre más poderoso del próximo Ayuntamiento.
 
El filósofo de los marranos trompudos ocupará la Secretaría de Servicios Públicos, entidad con un presupuesto tan generoso —y eso es lo de menos: los contratos, chico; los jugosos contratos— que en la primera semana podrá comprar toda la producción de quesos de Oaxaca.
 
Y el patético papel que ha hecho en Tránsito el señor Ervey Cuéllar lo replicará Pedro Garza, ex delegado de la Comisión Nacional del Agua.
 
Una administración aguada.
 
Qué sabe don Pedro de vialidad y todo eso. Sean congruentes y hagan un swap: ubiquen a don Ervey en la CNA. De eso se trata: competencia entre medianías.
 
Y, para Ripley, vuelve la gente que se sacrificó por el pueblo de Monterrey en la ejemplar administración de Maderito: Alberto Medrano volverá a Obras Públicas. Debe de estar muy contento. No es un hueso: es un esqueleto de mamut.
 
Esto es lo que nos ofrece Arellanes: un trienio en el que Larrazabal y Maderito seguirán saqueando a Monterrey.
 
Porque si así están las cosas y si el columnista de El Norte acierta en sus pronósticos, los grandes tatamandones serán los ya citados estadistas de casinos incendiados con medio centenar de muertos y dulcecitos envueltos en billetes de mil dólares: entrega diaria y a domicilio.
 
Arellanes será una figura decorativa y el pararrayos que absorberá la ira de los regiomontanos.
 
Tres años más de lo mismo, para no hablar de Rodrigo Medina.
 
Me pregunto si el Cerro de la Silla sobrevivirá al trienio de la honestidad.

Se avizoran tres nefastos años más
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...