Rolando Guzmán: torrero de nuestro faro

Estoy harto: como a todos —salvo los asesinos y sus cómplices— la porquería me llega al pecho.

Vivimos en el tiempo de los canallas, como escribió Lilian Hellman: las atrocidades de los sicarios se corresponden con la voracidad y el cinismo, sin límites, de los hombres y mujeres que nos gobiernan: los capos de los capos, los criminales de cuello blanco que manipulan a los matones tatuados con granada de mano y fusil ametralladora.

En esa mar borrascosa en la que, si hay sustancia en la lógica, naufragaremos, uno busca con angustia el faro que nos ilumine la ruta a una relativa seguridad, a una bahía de agua fresca y calma.

Jódase la lógica. Ahí está la luz y el torrero es un hombre singular: Rolando Guzmán.

Nuestro orgullo le procura estabilidad a la nave escorada: lozanía de pertenecer a esta raza humana que engendró a Rolando y aire de grandeza porque tengo derecho a decir que es mi amigo.

Nos conocimos en 1960, en la desaparecida Radio Alameda —radio Miseria, le decíamos con cariño, porque lo único que sobraba era inteligencia y amor al oficio; ahí estabas, güero Benavides, sé que te acuerdas—; lo entrevisté y surgió el puente de amistad y afinidades que nos tiene unidos desde entonces.

Rolando y Horacio Salazar Ortiz —otro amigo del alma, pésele a malquerientes tan próximos a un hombre de gran estatura a quien sobre todos los de su carne y su sangre deberían respetar al margen de sus fallas humanas— son el alma del Sindicato de la Universidad, ahora Autónoma.

Pelearon como espartanos en las Termópilas, sólo que en este episodio de la vida real vencieron a los persas.

A Rolando lo queremos más que quererlo —hablo por la pandilla de la revista Oficio; sé que no me desmentirán—, como se venera y se respeta al joven viejo sabio de la tribu.

Este Rolando que tantas cosas ha hecho y sigue haciendo no es de los que se marean al subir al ladrillo. Él está en lo alto de la montaña y aprovecha las bocanadas  del aire limpio y frío para abrir las nubes en busca de Dios: juego de niño que sólo practican los hombres buenos y sabios.

Dios está en el corazón de todos nosotrosn, no necesitamos intermediarios para vivir y hablar con él: Papá Dios, dale buena salud física a Rolando, que de lo demás se encarga él y lo atendemos nosotros.

Es el rey Arturo de una mesa redonda de humor y bohemia, de poesía y películas en blanco y negro, de evocación y homenaje a quienes se dieron sin pedir nada en la brega por hacer de este mundo un mejor lugar.
 
Rolando es centurión de estas legiones. Lleva con gracia y coraje y paso firme la bandera roja de los que nacimos y vivimos en la limpia, sana turbulencia del desacuerdo con los crímenes y atropellos del poder.

Somos hijos de la furia y la concordia; levantamos barricadas sin negarnos al diálogo y la negociación; descansamos apoyados en las cureñas de los cañones del crucero "Aurora" al tiempo que bailamos con Rocío y escuchamos al poeta Arnulfo Vigil el canto de la poesía.

Y nos reímos, claro.

¿Quién fue el pendejo que le adjudicó a Lenin aquello de que el revolucionario no tiene sentido del humor?

Este sábado te esperamos, Rolando, amigo, hermano mayor. Algún día nos iremos todos, pero hoy no y mañana tampoco.
 
En la tarde sacaré a bailar a la Muerte y, como es mujer, ya veré si la puedo seducir, aunque fémina al fin y al cabo, será ella quien, si le place, me llevará al lecho. Confirmo: cama que en un descuido hasta nos servirá para dormir la siesta. Cama y no otra cosa. De la breve dormitada nos levantaremos los dos.
 
Otro día será.

Ahí está la luz
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...