El fanatismo, producto de la ignorancia

Declara la Conferencia Episcopal Mexicana:
 
“La educación tiene que ser laica, no puede identificarse con ningún credo. La Iglesia católica así lo manifiesta y lo reitera”.
 
El pronunciamiento se publica —diario Provincia, Morelia, martes 21— a partir del desaguisado que armaron los fanáticos seguidores del llamado obispo de la Nueva Jerusalén, San Martín de Tours, cuyo verdadero nombre es Antonio Lara Caballero.
 
Todas las religiones son dignas de respeto, pero los llamados católicos radicales que hace años se adueñaron de la comunidad de La Ermita, en el municipio de Turicato, se pasaron de la raya.
 
Primero, destruyeron la escuela oficial Vicente Guerrero porque en el plantel se impartía la educación laica.
 
Segundo, cerraron los accesos al asentamiento para evitar el ingreso de los maestros que, pese a todo, querían dar clases así fuera al aire libre.
 
Lara Caballero quiere que en las escuelas se enseñe lo que considera su religión. De laicismo, nada.
 
Los atropellos ocurrieron el domingo y de entonces para acá se han producido por lo menos seis encuentros a golpes, palos y pedradas entre los fanáticos y la gente racional que quiere educación para sus hijos.
 
Tomó partido la Conferencia Episcopal Mexicana: “San” Martín y sus epígonos no son católicos, lo suyo no es la religión católica y no tienen derecho a destruir escuelas y negar la enseñanza laica y libre a los niños.
 
Refiriéndose a estos primitivos, dice la CEM: “Nos extraña que quieran imponer un credo religioso, que no religión, a aquellos que están en un proceso formativo como son los niños que asisten a la escuela primaria, quitándoles el derecho que toda la niñez tiene de asistir y formarse desde los primeros años de su vida en la educación que otorga el Estado”.
 
Y remata: “Las leyes son para acatarse”.
 
 
La gente de La Ermita y Turicato está dividida entre los liberales y la conserva —haga de cuenta el siglo XIX— y uno de los vecinos abiertos a la tolerancia le dijo al diario Cambio que todo tiene su límite:
 
“Ojalá intervengan (las fuerzas públicas) porque a estas gentes (sic) nunca se les ha sometido. No ha habido un gobierno duro que les ponga el alto”.
 
Y es cierto: la crisis se agrava y el gobierno no responde.
 
Ayer llegó un destacamento de 200 policías federales, tomaron el sol un par de horas y se fueron con buen viento.
 
El gobernador Fausto Vallejo sonríe —¿se acuerda de aquel cuento uruguayo “De qué sonríe, señor ministro”?— y asegura que no pasa nada.
 
Pero algo muy bueno salió ya de todo este embrollo: la declaración de la Conferencia Episcopal Mexicana en defensa de la educación laica.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Se fue Aurora Bautista, bella y talentosa actriz española. Su actuación en Locura de amor quedó para la historia del cine entendido como arte.




Inesperados defensores de la educación laica
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...