Vienen más hechos de violencia y sangre

Me desagrada hacer el papel de aguafiestas, pero debo decir que me encuentro a muchos años luz de quienes interpretan el arresto de el coss (así, en bajas y sin nombre propio: esos pistoleros no lo merecen) como un golpe mortal al cártel de los golfos.
 
De entrada, ya se sabe que el sucesor es Marco Armando Ramírez Treviño, alias X 20 o el pelón. Esos matones son piezas menores, intercambiables. Véale la cara al coss, tome nota de sus excentricidades: ¿de veras se lo imagina como cabeza de una poderosa red de traficantes de estupefacientes? ¿Cree usted que el tío ese va a dialogar con gobernadores y secretarios de Gabinete, con alcaldes, dignatarios de las Iglesias, banqueros, militares de alto rango, diplomáticos y toda esa fauna? ¿Sabrá hablar?
 
Para empezar, el tal coss ni siquiera estaba escondido: vivía con toda comodidad en una casa de Tampico. ¿Serán los vecinos tan ciegos o miopes que no veían la clase de alacrán que tenían en la colonia? ¿Los cooptó o tenían miedo?
 
¿Y los servicios de espionaje, tanto nacionales como extranjeros; los azules que, se supone hacían sus rondines? Nadie notaba nada fuera de lo común en un quisque armado con una pistola de oro y diamantes. ¡Por la Señora de los Siete Puñales!
 
Pero eso sería lo de menos. Lo de más: se anticipa que la caída de este matoncete provocará una nueva etapa de la lucha armada entre las dos facciones de los zetas, los golfos, los del chapo y otros cárteles. El baño de sangre, se adelanta, para variar salpicará a Nuevo León, además de Coahuila, La Laguna y Tamaulipas.
 
El Estado mexicano y sus plumíferos cantan victoria: cada sayón que presentan los federales o los locales es cabecilla de una organización delictiva. Sí, cómo no. Ni la hidra tenía tantas testas.
 
El hecho concreto es que según el Presidente, los gobernadores y alcaldes, además de gatos de diversa ralea, el crimen organizado está en las últimas. Bah: así de pasada, ojeamos las páginas de varios diarios: un hombre abatido de diez balazos en Guadalupe y otro en General Terán; nueve muertos en Nuevo Laredo, cuatro en Reynosa y siete en San Fernando; una familia de tres victimada en Torreón; dos cuerpos desemembrados en Yurécuaro, Michoacán; diez asesinatos en Morelos en menos de doce horas; pero no todo son baleados o descuartizados.
 
Hay cosas que espeluznan: en Sinaloa detuvieron a un chico de 16 años a quien sindican de 50 asesinatos, entre ellos siete policías. El chavito mostraba, desafiante, paseando por la calle, un Magnum .380 fajado a la cintura. Ominoso aviso del futuro que ya nos alcanzó.
 
Y a todo esto, ¿qué hacen los gringos acantonados en sus cuarteles de la VII Zona? Son tantos que los encontramos ya no en la sopa sino hasta en la machaca. Se supone que nos mandaron a los maestros del comandante James Bond, pero a lo que se ve no saben ni escoger una buena marca de ginebra.
 
Ya que violan la soberanía de México, con el visto bueno de la Federación y la sociedad, deberían desquitar el sueldo y justificar su presencia.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Locura químicamente pura. Ahora a Rodrigo Medina le da por sutilezas idiomáticas y hace suya la herencia del Senado de Bizancio. ¿Se acuerda de aquellos legisladores del impero romano de Oriente quienes, con el enemigo a media cuadra, discutían si los ángeles tienen sexo?

Tags: narcoguerra  violencia  
Ya ni la hidra
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...