Lo pierden sus afanes protagónicos

Mauricio no puede revelar sus fuentes de información. Las tiene, y son buenas, aunque le dan los datos con cuentagotas y después que ocurrieron los hechos.
 
Es evidente que el controvertido edil está comprometido con…¿con quién?
 
Pero de que en ocasiones sabe cosas, las sabe. Recordamos que el día de su investidura anunció, con horas de anticipación, la muerte, en la ciudad de México, de un conocido criminal antes, mucho antes, de que las autoridades del ramo se dieran por enteradas.
 
Y lo del ex diputado Belden Elizondo es para encender todas las luces rojas del mundo. Precisemos: San Pedro hace rato dejó de ser el municipio más seguro de México: los malevos ejecutan, secuestran, roban, extorsionan, cobran piso: Garza García es territorio donde operan a sus anchas.
 
¿Por qué? Porque la policía está en la narconómina. No todos los agentes, pero sí los suficientes para asegurar a los hampones y hamponcetes que pueden delinquir a su entera satisfacción sin que nadie los moleste, salvo, quizá, las fuerzas militares.
 
Mauricio sabe esto perfectamente. ¿Por qué no limpia ese establo de Augías en que se convirtió su cuartel de ¿gendarmería? Buena pregunta, Leonel. Tal vez exista alguna relación entre las personas o agencias que alimentan la curiosidad del alcalde y la espiral delincuencial con la consiguiente impunidad.
 
A nadie le gusta especular, pero a falta de elementos de juicio no tenemos de otra. Supongo que, lo más lógico, es que los informantes de Mauricio sean los gringos o algún sector de la comunidad mexicana de Inteligencia que, por órdenes o iniciativa propia, tiene como deporte favorito el golpeteo a Rodrigo Medina.
 
Porque sí: el sampetrino hunde en el ridículo a Jungle Rod cada vez que abre la boca, lo que hace sesenta u ochenta veces por hora. Era simpático este tío. Atrabancado, hombre refinado pero de idioma arrabalero, temperamental y, eso ni quien se lo quite, echado para adelante.
 
Pero perdió el sentido de las proporciones: una excesiva exposición a la opinión pública deja fuera de servicio al más prometedor de los políticos. Y vaya que nuestro personaje no se midió: de su gruesa cartera sacó el billete para filmar la película en la que se autoglorifica.
 
Aberraciones como producir el filme El alcalde (2012) equivalen a campo minado en el que nunca debe entrar un profesional de la política.
 
Lástima: en sus buenos tiempos quién sabe hasta dónde hubiera llegado. Pero ahora se le revolucionaron las neuronas, porque eso de que él, precisamente él, diga que el procurador de Nuevo León adolece de "protagonismo" es como si Porfirio Díaz culpara a su compadre el manco de autoritario o Carmen Mondragón acusara a Antonieta Rivas Mercado de ser muy, pero muy puta.

Mauricio el informado
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...