Aprobado en lo general dictamen de Reforma Laboral

Las campanas redoblarán a muerto por el movimiento obrero mexicano…a menos que los trabajadores vayan a la huelga general (evento imposible, pero se vale soñar) o, por lo menos, se adueñen de las calles en las ciudades importantes, pongan sitio a los edificios de los poderes Legislativo y Ejecutivo, arrojen a la calle a sus líderes corruptos —casi todos— y organicen un sistema de comunicación con la sociedad: mantener informados a los mexicanos de las agresiones que ni siquiera disimula la iniciativa preferente de Felipe Calderón podría inclinar la balanza.
 
Es difícil saber hasta qué punto están cabreados los asalariados, pero si no reaccionan ante este despojo, entonces, la verdad, se habrán metido los autogoles que los sacan de todas las jugadas.
 
La Comisión de Trabajo y Previsión Social (foto) de la Cámara de Diputados aprobó ayer en lo general el dictamen favorable a las enmiendas que nos deja Calderón como regalo griego. El PAN de nuestros días tiene más cosas en común con el PRI de las que podría compartir con los grandes ideólogos que fundaron Acción Nacional. El poder es el poder.
 
De los 30 votos de la citada comisión, 21 fueron a favor de la ponencia presidencial, ocho en contra (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) y un panalista con mala conciencia quien, por lo menos, se abstuvo de votar.
 
El esquema calderonista consta de unos mil artículos, de los cuales 250 fueron modificados; se agregaron cien y se cancelaron medio centenar de estatutos. Dado que la aprobación es general, será hoy, a partir de las nueve de la mañana, cuando se discutirá el articulado en lo particular.
 
El proyecto de Calderón —tiene entusiasmada a la clase patronal— es retroceso, confusión y gatopardismo, todo mezclado. El gran paso adelante hubiera sido la creación del seguro de desempleo. De eso, nada.
 
El dictamen comprende cambios siniestros, como el pago por hora. Pero la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Rosalinda Vélez, dijo que la información es falsa. El pago por hora, asegura la funcionaria, "es un mito": se seguirá pagando por jornada. Me recordó a Pedro Aspe, el simpático millonetas al servicio de Salinas de Gortari, quien vivía —Pedro, no el de Agualeguas— tan alejado de la realidad que se animó a decir que en México "la pobreza es un mito genial".
 
La coalición PRI-PAN decidió en contra del voto secreto y universal en las "elecciones" de los sindicatos para perpetuar a los líderes. La boleta comicial se inventó para garantizar la felicidad de nuestra casta de caciques sindicalistas corporativos promovidos por las cuotas a la categoría de empresarios.
 
La rendición de cuentas y el derecho del sindicalizado de saber qué se hace con su dinero es una herejía contraria al dogma del sindicato corporativo al servicio del patrón y el gobierno. Y ahí nadie puede intervenir, porque sería una injerencia en la vida interna de las organizaciones laboristas.
 
Tenemos luego lo de la subcontratación, a la que el pochismo que nos degrada llama "outsorcing": es la explotación salvaje del hombre que ve a sus hijos sufriendo hambre. Ahí, si les va bien, los inscriben en el IMSS y se acabó. Y digan que tuvieron suerte.
 
Ni aguinaldo ni vacaciones ni reparto de utilidades ni nada: la subcontratación sí creará empleos, o mejor dicho, subempleos para mujeres educadas para ser amas de casa y a quienes la crisis obliga a salir a la calle, y para chavitos que con algo tienen que contribuir al gasto de la familia.
 
Reconozco el colmillo político de Manlio Fabio y entiendo que por interés y disciplina tiene que servir a los Cresos. Pero pienso que se le fue la mano. Dice: "Esta es una reforma profunda que intenta una combinación que permite la paz y la tranquilidad y nos catapulta a una etapa de progreso donde se facilitan las inversiones y se incentiva el empleo y salimos ganando". Quiénes, Manlio Fabio, quiénes salimos ganando.
 
Como sea, lo mejor de las clases trabajadoras está dando la pelea. Hay marchas, manifestaciones, plantones. Cómo estará la cosa que hasta los mil 700 empleados sindicalizados de San Lázaro se pronunciaron contra la reforma y el debate.
 
Hoy puede ser el día de la definición. La batalla se está dando: se puede ganar con osadía o perder con clase —Charlot dixit—, pero hay que rebelarse y seguir en la lucha. Una batalla no es la guerra.
 
"La rebeldía", escribió Nietzsche, "es la nobleza del esclavo".

Retroceso, confusión y gatopardismo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...