Resultan chismes más creíbles que versiones oficiales

Heriberto Lazcano Lazcano, el Lazca, es el muerto más buscado en México. Los investigadores (je je) están buscando sus restos en panteones de Coahuila e Hidalgo. El matutino saltillense Vanguardia publicó ayer que probablemente serán abiertas algunas tumbas en camposantos de la región carbonífera.
 
Circulan toda clase de rumores y surgen dudas: hay tanta confusión que, lo más probable, es que nunca sabremos la verdad. De lo único que existe una absoluta certeza es que la Armada fue derrotada en el Trafalgar de la credibilidad.

"Lo que pudo ser la gran noticia del final del sexenio de Felipe Calderón se convirtió en otra enorme pifia que ha servido para despertar sospechas de la colusión del narco con el gobierno y para evidenciar la ineptitud de las autoridades en esta lucha sangrienta en contra del hampa.

"La Marina mexicana se adelantó el pasado lunes al filtrar la noticia de la posible muerte de Heriberto Lazcano cuando su cuerpo ya había sido levantado de la funeraria", escribió José Santiago Healy en El Siglo de Torreón.
 
Claro que se sospecha de todo y de todos. Primero: cómo es posible que un cadáver haya crecido 17 centímetros al ser trasladado de Progreso a Sabinas. El Lazca medía, al parecer, un metro 60 cuando ingresó al Ejército a los 17 años. Los hombres crecemos más o menos hasta los 18 pero, ¿no son muchos estos 17 centímetros de diferencia entre los archivos de la Sedena y los de la DEA?
 
La antidrogas norteamericana en un principio desmintió a medias a la Semar, luego la felicita y, graciosamente, se hace a un lado para que el secretario adjunto de Estado de EUA, Mike Hammer —Señor de los Tres Clavos: hasta en los nombres vemos la sombra del mal— exprese sus parabienes al gobierno mexicano por "ese grande éxito". Opina la corriente sospechosista: la DEA acalambró a nuestros marinos no más para que recuerden quién manda. Regatearle el apoyo a Calderón a estas alturas no es buen negocio.
 
Otra: Lazca se entregó a los gringos a mediados del año pasado y colabora con ellos denunciando a sus antiguos subordinados, aliados y enemigos. Va de nuez: el fundador de los zeta negoció su jubilación con Calderón y Peña Nieto.
 
Y sigue la mata dando: el domingo los marinos lo capturaron vivo, fue derribado boca abajo y lo mataron. También se maneja la variante: el que fue ejecutado era su guardaespaldas y a Lazcano se lo llevaron vivo quién sabe a dónde.
 
Ya sé que son chismes, pero resultan más creíbles que las versiones del gobierno. A decir: la burocracia civil y naval primero "informa" que le descerrajaron tres balazos al narco. Luego sube a cuatro, posteriormente a seis y ahora baja otra vez a cuatro.
 
Toda vez que son notables las diferencias entre las fotos del cadáver en la funeraria de Sabinas y las del Lazca, la Procuraduría de Coahuila nos sale con que el gatillero estaba muy enfermo y, además, se hizo cirugía de las orejas. ¿Para qué, cuándo, dónde, con quién?
 
La respuesta la dio hace casi 70 años un serial mexicano titulado El Monje Loco. Cada capítulo empezaba con una toma del religioso tocando el piano, riéndose a carcajadas y luego diciendo en tono siniestro: "Nadie sabe, nadie supo…".
 
Aunque, como dicen los españoles en su cabreo, queremos promesas porque estamos hartos de hechos, lo cierto es que el Estado mexicano puede difundir millones de boletines, pero si dejó que robaran el cadáver, cómo nos va a convencer de que efectivamente abatieron al Lazca. En Proceso, José Gil Olmos nos dice: "La Secretaría de Marina ha inaugurado un nuevo género de información oficial a partir de la supuesta muerte de Heriberto Lazcano, en el que la veracidad y la credibilidad están en juego".
 
Don Felipe Calderón está muy contento con su "grande éxito". ¿Y eso con qué se come? Los capos de capos no andan por el monte o las ciudades disparando balazos y arrojando bombas de mano. Son damas y caballeros vestidos con ropa de marca, educados en las mejores universidades del mundo, hablan idiomas, llevan computadoras portátiles hasta cuando van al baño, dominan todo lo relacionado con los manejos de finanzas y lavado de dólares sucios, se hablan al tú por tú con las cúpulas del poder.
 
Es difícil imaginar al Lazca o al Chapo Guzmán negociando con la banca internacional o llegando a acuerdos con jefes de Estado o gobierno, con ministros, embajadores, papas y cardenales, grandes financieros y gente de ese calibre. Lazcano y el sinaloense son simples pistoleros: no llegan más allá. Los cárteles mexicanos están casi en todo el mundo por las relaciones que tienen los verdaderos padrinos, no por obra y gracia de estos matones.
 
Por lo demás, el consumo de la droga en Estados Unidos —lo mismo que el paso por México hacia aquel país de centro y sudamericanos— no es problema nuestro. ¿Por qué los gringos no persiguen en su tierra a los traficantes de drogas con el mismo empeño que nos urgen a matarnos con nuestros narcos? Peor: los sicarios destruyen a los mexicanos con armas que les entrega el gobierno de Washington.
 
Y, trágica conclusión: aparte de todo esto, todavía la Patrulla Fronteriza se da el lujo de disparar desde su orilla hacia nuestro territorio para matar mexicanos. El miércoles asesinaron a un menor de edad en el lado mexicano de la frontera, en Nogales, Sonora. Es el tercer mexicano victimado así desde julio. Y eso que somos vecinos, socios y aliados.
 
¿Qué hace el Estado mexicano? Ah, expresa su indignación y exige que se investiguen los hechos.

Servicios informativos del Monje Loco
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...