Exhiben autoridades falta de coordinación

Ahora resulta que el Lazca ni catarro tenía. Muerto el rey —o jubilado— se pone la corona Miguel Ángel Treviño Morales, el Z-40. Pero antes de colocarse la capa de armiño sobre hombros y espalda, los dizque caballeros templarios le declaran la guerra e invitan a los otros cárteles a formar una alianza para exterminar a los zetas.
 
Vaya desmadre que se traen la Federación y el gobierno de Coahuila. Don Felipe de Jesús Cobos Avilés, jefe de Servicios Periciales de la Procu coahuilense, desmintió por partida doble a sus jefes, quienes nos habían dicho que Lazcano padecía una enfermedad terminal.
 
Nada: "Ni tiro de gracia ni enfermedad, sólo un poco de sobrepeso", dice el perito. Y agrega: "No tenía pérdida de peso, su estado de salud era normal y los órganos presentaban características normales, además no tenía tatuajes en el cuerpo ni cirugías".
 
La Procu dijo en su momento que las diferencias que se observaban entre el cadáver y las fotos del Lazca se debían a que se operó las orejas. Pero el señor Cobos Avilés les restriega sus mentiras en las narices. Don Felipe finalmente precisa que Lazcano recibió cinco balazos. E insiste: "A lo mejor traía una lumbagia al ser abatido por los marines (sic) en Progreso el pasado siete de octubre, por lo que no se le detectó ningún músculo roto o que tuviera sangrado".
 
Hace milenios Quintiliano, un filósofo romano, escribió que los mentirosos deben tener buena memoria y organizar bien sus embustes para no contradecirse a sí mismos.
 
Como estaba previsto, Miguel Ángel Treviño es el nuevo jefe zeta. Y presto, recibió la notificación de que estallaron las hostilidades en su contra. Servando Gómez, presunto jefe de los mal llamados caballeros templarios —claro que no son ni una cosa ni otra— mandó por Internet este mensaje: "Hacemos un llamado para que nos unamos y hagamos un frente común para luchar en contra de Los Zetas, especialmente en contra de 'Z-40' Miguel Ángel Treviño Morales, ya que esta persona, con su desmedida ambición, ha propiciado (sic) terror y confusión social en nuestro país".
 
Me parece difícil que se forme esa alianza. Gómez se autopromueve como comandante en jefe, algo que difícilmente aceptarán los capitanes de las otras cuadrillas de asesinos. Tampoco son los CT una organización que haya hecho historia en este submundo. Tienen poco tiempo en el oficio y no inspiran mucho respeto.
 
Además, en este momento los zetas son muy vulnerables: necesitarían tiempo y mucha mano dura para reorganizarse. Tampoco sabemos si los sicarios aceptarán como líderes a Miguel Ángel y su hermano Omar, el Z-42.
 
Se supone que Miguel Ángel encabezó al grupo que se robó los dos cadáveres de la funeraria García en Sabinas. ¿Por qué habría de hacerlo, si ya se había enemistado con Lazcano? Obviamente, no quería que las autoridades examinaran a fondo los despojos humanos.
 
Hay tantos cabos sueltos en este asunto. Los gringos dicen que desde el domingo siete supieron que el muerto era Lazcano. Es decir, estaban informados antes que la Armada, cuyo vocero declaró que fue hasta el día siguiente que se dieron por enterados que habían abatido al Lazca.
 
Claro: nuestros socios, vecinos y aliados tienen información fotográfica vía satélite y manejan tecnología de primer mundo. Además, habrá muchos desempleados allá, pero para jugar a policías y ladrones les sobran dólares con que comprar a quien sea y lo que sea.
 
Pero llama la atención la antinomia entre la Marina y los servicios norteamericanos. La Semar era la consentida de Washington. ¿Ya no lo es?
 
Y luego tenemos el pequeño affaire de la hija del chapo, la joven Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, detenida ayer en Estados Unidos. No le marcaron el alto en San Diego, que está a unos 40 kilómetros de Tijuana, sino en San Ysidro (así lo escriben ellos), no más cruzando la línea. La estaban esperando. Sabían que pretendía internarse en su territorio.
 
Santo y bueno, pero antes de su detención la criatura estaba en México. ¿No lo sabían las autoridades mexicanas o, como acostumbran decir, no existía ningún motivo para marcarle el alto? Ser hija del narco sinaloense no es delito per se, a menos que Ale esté comprometida en el tráfico de su padre.
 
Creo que nos deben tantas explicaciones, pero dudo que nos despejen las incógnitas. En México, como en la antigua Turquía "las preguntas no sólo no eran contestadas, sino que eran olvidadas": Ivo Andric dixit.
 
 
 
 
PIE DE PÁGINA: Hoy es el segundo debate Obama-Romney.

Reacomodos en La Compañía
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...