No es posible ni deseable que todos sean licenciados

Hasta hace pocos años, era el sueño común de la mayor parte de los padres de familia: hijos que terminaran la carrera profesional y, armados con el título de esta o aquella disciplina, salir a luchar por la vida con amplias posibilidades de buen éxito.
 
Siempre fue difícil convertir la ilusión en realidad: pero tampoco era imposible. Familias humildes pudieron apoyar a los hijos para que alcanzaran el estatus de profesionistas, como se les llamaba antes. La educación en escuelas y universidades públicas era gratuita y de alto nivel.
 
Hoy eso se acabó. Hubo hombres visionarios que anticiparon la crisis y ofrecieron soluciones. El maestro Humberto Ramos Lozano fue uno de ellos. Se me grabó una conversación que tuve en su oficina cuando era director de Enseñanza Media en la SEP.
 
Todos queremos, me dijo, que nuestros hijos sean licenciados o doctores, ingenieros o contadores. Eso no es posible ni deseable. Ya casi somos un país con más licenciados que electricistas, con más ingenieros que mecánicos.
 
El maestro planteó una revolución educativa: dedicar al día una de las horas de clase para enseñar al alumno un oficio. De qué sirve, preguntaba, que el joven termine Preparatoria y, obligado por las circunstancias, salga a buscar empleo. Invirtió seis años en Primaria, tres en Secundaria y dos en Bachillerato sin aprender artes u oficios que le permitan tener acceso al mercado laboral.
 
Las muchachas pueden estudiar taquigrafía y mecanografía, cocina, repostería, primeros auxilios (eran los años cincuenta). Los chicos tienen el mundo abierto ante sí: plomería, mecánica automotriz, manejo de tornos y equipo pesado industrial, jardinería, reparación de radios o relojes, carnicería, operación de grúas, etcétera.
 
Naturalmente, no le hicieron caso. Hoy vivimos esa amarga realidad, agravada por las pequeñas y sucias ambiciones de funcionarios del ramo de la educación.

En Nuevo León, por ejemplo, vemos sobresaturada a la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Cada año se gradúa una legión de chicos condenados de antemano a la frustración del desempleo. Muchos de ellos, me consta, ni siquiera conocen el más elemental manejo de la computadora. Los están engañando porque son carne de acarreo para las grillitas de profesores y directores y porque, también, son fuente de ingreso.
 
Conozco médicos, arquitectos y contadores que ganan menos de ocho mil pesos al mes. Y son los afortunados. Y los que ni siquiera van a la escuela se convierten en personas a quienes la miseria empuja a declararse maestros de este o aquel oficio sin conocer ni siquiera los rudimentos del mismo. Esos ya sabemos a qué otra "actividad" se van a dedicar.
 
La tesis del maestro Ramos Lozano es hoy más vigente que nunca. La crisis podrá empeorar, todo indica que así será, pero siempre harán falta mujeres y hombres que conozcan de cerrajería, de reparación de radios o televisores, que sepan de captura computacional, que reparen las fallas del auto o camión.
 
Es imposible que todos los muchachos tengan título profesional. Ni siquiera fue viable en tiempos mejores. Pero el dominio de un arte menor es un elemento que ayudará a combatir el desempleo. No tenemos por qué resignarnos a que nuestros descendientes se limiten a lavar sanitarios y a barrer y trapear casas u oficinas.
 
El esquema que planteaba el maestro Ramos Lozano es una solución ajustada a las realidades de México. O lo sería, si el Estado correspondiera con la voluntad política de hacer esta reforma educativa, ya que la burocracia está ahora en el plan de reformar lo que le conviene.
 
Y luego, tenemos no un escollo, sino una cordillera: los cacicazgos que lumpenizaron al sindicato magisterial. ¿Puede progresar un país con un sistema educativo corrompido y deformado? Y si no logramos sanear al SNTE y a la SEP, ¿cuál será el futuro de México y de los mexicanos?

Educación acorde a la realidad mexicana
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...