"Dejad que los niños..."

Pues sí, algunos han querido acatar la palabra evangélica, pero en distintos grados todo ha venido a caer en el abuso. Tener cerca a los niños. No se sabe si como Marcial Maciel y los suyos o a la manera del Lazarillo de Tormes o la abuela desalmada de Eréndira o la fantasmal criatura de la celebración memoriosa de las putas tristes o las impúberes dormidas de Kawabata.
 
Se abusa también de los infantes cuando se les utiliza en filmaciones de dudosa buena intención para incidir en campañas políticas bajo la etiqueta de una deliberada y párvula incomodidad.
 
Se les usa de manera aleve como argumento de ternura en pose tanto en mítines como en actos de propaganda política; cuando se les sienta junto al padre amoroso y se les coloca como escudo de una conversión de blandura paternal y compromiso hacia las nuevas generaciones o se les presenta como probanza de buen comportamiento, bondad, orden familiar y decencia ocasional, como hizo (por ejemplo) el senador (PVEM) Arturo Escobar, quien mantuvo a su niño toda la función del inicio de campaña de Beatriz Paredes en el Auditorio Nacional, sometido a la tortura de zamparse durante una hora y algo más los discursos y el video.
 
Como si no tuviera suficiente con ser el mayordomo del “Niño Verde”, el senador Escobar inauguró para los priistas la modalidad absurda del presídium paterno-infantil. Toda una ternura. Un número circense del niño propio; quieto, aburrido, bien peinadito y mejor portado a cambio de una sonrisa de Angélica Rivera y un cariño en la mejilla.
 
¡Venga, pase a ver a la niña lagarto castigada así por desobedecer a sus padres! ¡Venga, encienda la TV para ver a los niños incómodos cuya caracterización conmoverá el empedernido corazón de la clase política con la cual, además, hacemos nuestros negocios, venga, pase por aquí!; mire cómo se porta bien el niñitito verdecito.
 
Y en el nombre de los niños se hacen ridículas sesiones en la Cámara de los Diputados para presentar el Parlamento Infantil y de ellos habla todo mundo en el peor de los lugares comunes.
 
Usarlos para los fines de los adultos, ese también es —esencialmente—, un abuso.
 
 
 
 
VERACRUZ
 
La respuesta del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, en torno del asesinato de Regina Martínez Pérez, corresponsal de Proceso, y su reunión con Julio Scherer García, fundador del semanario, y el director, Rafael Rodríguez Castañeda, contiene —más allá de los lugares comunes en casos como éste— un elemento notable: la incorporación del reportero (conocedor como pocos de los laberintos de la manipulación judicial) Jorge Carrasco en la comisión constituida para investigar los hechos.
 
Así lo informó el gobierno de Veracruz:
 
“En acuerdo con los directivos de la revista Proceso y en aras de la transparencia absoluta de este caso, se incorporará el periodista Jorge Carrasco a la comisión especial investigadora, para dar seguimiento puntual al desarrollo de la investigación”.
 
Proceso publicó ayer:
 
“Respecto de esa investigación, que está a cargo del gobierno de Veracruz, Proceso es escéptico. En una reunión con el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, en la ciudad de Xalapa, a unas cuantas horas del asesinato de nuestra compañera, la directiva de Proceso lo expresó así ante la promesa retórica de que 'se investigará hasta las últimas consecuencias'. No les creemos y se los hicimos saber.
 
“El gobierno del estado solicitó la coadyuvancia de la Procuraduría General de la República en las investigaciones. La revista participará en la misma calidad para evitar desviaciones en las indagatorias.
 
“La agresión contra cualquiera de los integrantes de esta casa editorial es un atentado contra Proceso y en contra del derecho constitucional a informar.
 
No eludiremos ninguna acción hasta conseguir el esclarecimiento del crimen.”
 
 
 
 
OAXACA
 
Recibo este mensaje y lo comparto:
 
“Hace casi veinte años, usted apoyó una gestión difícil. Se trataba del lugar dedicado en México a la enseñanza de la danza contemporánea. De vocación centralista, esa institución negaba la posibilidad de ingreso a una niña oaxaqueña, pues el limitado número de aspirantes aceptados condicionaba la selección a que mediara en algunos de los casos —de forma lamentable y por supuesto vergonzante— alguna clase de recomendación en el Distrito Federal.
 
“Esa niña no la tenía y apeló a través de alguna amistad relacionada con Oaxaca, a su apoyo y lograr así ampliar la arbitraria limitante, en beneficio de una visión más amplia que el estrecho criterio centralista.
 
“Esa gestión a veinte años de distancia, ha fructificado en el resultado de que esa entonces niña es la única integrante de su generación dedicada profesionalmente al ejercicio de la danza.
 
“Hoy llegó a Madrid con su escenografía a cuestas para presentar una obra de danza contemporánea auspiciada por el INBA, después de casi diez años de trabajo ininterrumpido en la compañía independiente formada por Helmar Álvarez y Paulina Hernández Álvarez, 'Tierra Independiente'.
 
“Es la única manera de agradecer a usted aquella intervención. No fue en vano”.


Pequeños, pero aprovechables en grande
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...