Ciento diez contra 132

A estas alturas, culminada la asamblea del pasado miércoles en la Ciudad Universitaria cuyas islas volvieron a ser un archipiélago de oratoria desbordada pero también de orden y búsqueda, ya no tiene mucho sentido hurgar de nuevo en el origen de este “movimiento” al cual su incipiente condición quizá no haga merecedor aún de tan dinámica distinción política, pero sí intentar algunos esbozos para columbrar su destino.
 
La convocatoria para pedir juicio político contra el presidente Felipe Calderón, el candidato Enrique Peña y la dirigente sindical Elba Esther Gordillo no podía ser más extravagante, al menos en el caso de alguien inimputable de tan sonoro procedimiento.
 
El juicio político es un procedimiento derivado de la imposibilidad de enjuiciar por otras vías a quien goza de protección constitucional. Bien les valdría a los jóvenes cuya vehemencia los lleva a pedir tal circunstancia contra Peña o Elba, leer el artículo 110 de la Constitución cuyos dos primeros párrafos reproduzco para ilustración de quien  así lo requiera:
 
"Podrán ser sujetos de juicio político los senadores y diputados al Congreso de la Unión, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de la Judicatura Federal, los secretarios de despacho, los diputados a la Asamblea del Distrito Federal, el jefe de gobierno del Distrito Federal, el Procurador General de la República, el Procurador General de Justicia del Distrito Federal, los Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito, los magistrados y jueces del Fuero Común del Distrito Federal, los Consejeros de la Judicatura del Distrito Federal, el Consejero Presidente, los Consejeros Electorales, y el Secretario Ejecutivo del Instituto Federal Electoral, los Magistrados del Tribunal Electoral, los Directores Generales y sus equivalentes de los organismos descentralizados, empresas de participación estatal mayoritaria, sociedades y asociaciones asimiladas a estas y fideicomisos públicos; los Gobernadores de los Estados, diputados locales, Magistrados de los Tribunales Superiores de Justicia Locales y, en su caso, los miembros de los Consejos de las Judicaturas locales, solo podrán ser sujetos de juicio político en los términos de este título por violaciones graves a esta Constitución y a las leyes federales que de ella emanen, así como por el manejo indebido de fondos y recursos federales, pero en este caso la resolución será únicamente declarativa y se comunicará a las legislaturas locales para que, en ejercicio de sus atribuciones, procedan como corresponda".
 
Así pues la dicha demanda, planteada luego de una prolongada asamblea con delegados, representantes y demás integrantes de una dirección colectiva con la apariencia de un automóvil sin volante todavía, no deja de ser algo rotundo y espectacular, pero inviable.
 
Sobre todo por su raíz: se trataba de elucidar si había algo más allá del “antipeñismo” como único resorte de la movilización y el posible y futuro movimiento democrático, cuya naturaleza se quiso diversificar mediante el reparto de mandobles a diestra y siniestra.
 
Pero en esta circunstancia algo se asoma: los medios, cuya conducta ha sido elástica y favorable para la aparente victoria de los jóvenes universitarios con aquello de la red nacional y la cesión de los canales 2 y 13, dejan de ser la prioridad en el debate.
 
Permanece el discurso contra la manipulación informativa y su fruto mayor: la “imposición de Enrique Peña”, mediante un silogismo inaceptable: la televisión usurpó la voluntad ciudadana. En este sentido, si el lector lo cree interesante, esta noche lo invito a escuchar 103.3 en FM, en el programa “Tiempo Extra” de Enrique Campos, en el cual entrevistaremos a los jóvenes voceros del movimiento Alina R. Duarte (UNAM) y Luis M. Bustamante Zardain (ITAM).
 
 
 
 
CANALES
 
Y quien lleva en su nombre la naturaleza de la televisión mexicana es el presidente del Consejo Consultivo de la Cámara Nacional de la Radio y la TV, Tristán Canales, cuyo discurso ayer en la inauguración de la octogésima primera convención de la CIRT —ante el planteamiento presidencial en favor de una cobertura imparcial— resulta una joya (cito un boletín de TV Azteca):
 
“...México tiene rumbo porque tenemos un Presidente decidido que ha atacado de fondo los problemas. Sin vacilar, sin titubeos. En ocasiones, por qué no decirlo, pagando un alto costo político, pero siempre teniendo en cuenta el significado de nuestras luchas históricas, y también nuestros anhelos como Nación”.
 
Dice el comunicado:
 
“En la ciudad de Toluca y ante la presencia del presidente de la República, licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Canales Najjar señaló que este es el lugar más propicio para que nuestra Industria, unida, le diga a todo México que la democracia cuenta, hoy más que nunca, con la radio y la televisión.
 
“La radio y la televisión son una (¿?) Industria nacionalista, sensible, moderna y competitiva, que todos los días lucha por estar a la altura de lo que nuestro país demanda.  En los días que restan de aquí a que culmine el proceso electoral, la radio y la televisión seguiremos siendo un espacio abierto al diálogo y a la difusión de las ideas. Haremos de la cobertura de esta recta final de la contienda un ejemplo de civilidad, diálogo y tolerancia, para beneficio de todos los mexicanos”.
 
El canal 132...


Piden lo [constitucionalmente] imposible
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...