20 años de In Utero

Con motivo de su 20 aniversario, el  24 de septiembre saldrá a la venta una edición conmemorativa de In Utero de Nirvana, tercer y último disco de estudio de la banda que le cambió la cara a la música de los noventa, y por lo tanto, a la actual.

La mayoría de las bandas saben que su segundo disco es el más importante, sobre todo si con el primero adquirieron algo de fama; es con el segundo álbum que confirman que tienen el talento necesario para seguir en el gusto del público o si sólo tuvieron un momento de éxito porque fueron la novedad del mes. Si bien Nevermind fue el segundo disco de Nirvana creo que para efectos prácticos podemos considerarlo como el primero, pues a pesar de que Bleach fue bien recibido por los críticos e incluso le permitió a la banda girar por Europa, en los Estados Unidos (y para efectos económicos el mundo) el trío no era nada conocido.

Luego llegó septiembre de 1991, salió el Nevermind y todo el mundo se fue al carajo: de un momento a otro la banda se convirtió en la sensación de la música a nivel mundial, se les consideraba los salvadores del rock n roll, se ponía a Cobain como el líder de la llamada Generación X, además de que los productores de camisas a cuadros aumentaron sus ventas de manera exponencial.

Sin embargo, la banda aún tenía que enfrentar el desafío del siguiente disco, labor difícil considerando el éxito que había sido Nevermind. La expectativa era mucha: ¿qué haría la banda en su próximo material? ¿Seguir con el camino pop con guitarras pesadas que en su segundo disco demostró ser sumamente efectivo? ¿Regresar al sonido crudo de Bleach? ¿Empezar a experimentar con instrumentos acústicos?

A pesar de que la planeación y grabación de su tercer placa se realizó muy rápido, poco más de dos semanas, los conflictos iniciaron cuando la disquera escuchó las primeras grabaciones y Steve Albini se negó a remezclar el disco; luego vino la polémica por el nombre, el arte y cosas que ya no estaban directamente ligadas con la música.

El resultado de esos dimes y diretes fue In Utero, un disco que suena menos amigable que Nevermind pero sin llegar al extremo de Bleach. En el que coesxisten canciones donde los riffs de guitarra se unen a distorsiones acompañados de una batería y un bajo precisos, así como piezas de una tranquilidad virgen para la banda. Entre “Serve the servants” y “All apologies” tenemos desde piezas duras como “Scentless apprentice” o “Rape me” hasta los guiños a nuevas formas de hacer música como “Dumb” y “Pennyroyal tea”. Kurt ya no sólo escribía de sus frustraciones y dolores adolescentes, su vida había cambiado y el ser esposo y padre, así como rockstar eran temas presentes en sus nuevas canciones.

La banda había conseguido grabar el disco que quería: crecieron musical y líricamente sin comprometerse. Habían dejado de ser los jóvenes ingenuos e idealistas de sus primeros discos para empezar a entender a una industria que hoy no los dejaría crecer.

Con su tercer disco demostraron que no eran una banda de un solo disco, sino que tenían la capacidad de evolucionar; confirmaron su talento no sólo para el mundo, sino más importante, para ellos mismos. Si tienen tiempo que no lo escuchan, los invito a hacerlo, después de todo 20 años no es nada.

Release me XXIII
LO MÁS VISTO:

¡Inscríbite ya!


Universidad Autónoma de Durango / Licenciaturas a un click de distancia


 

Lo más reciente

Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
Héctor Pérez
Por
HÉCTOR PÉREZ

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...