¿Cuál diálogo?

¿Cómo es posible que el Presidente de los mexicanos conozca los nombres de los jueces y magistrados que reciben narcodólares, pero carezca de pruebas para enviarlos a la cárcel?

En el encuentro del miércoles XX de JUNIO en el Castillo de Chapultepec, los participantes reaccionaron ante la corrupción que está devorando a México de la misma manera que lo hacían nuestros ancestros cuando uno de ellos enfermaba del mal francés, la gota militar, la purgación o, para hablar en llano la gonorrea o la sífilis.

El tema por lo general se ignoraba. Si algún audaz rompía la regla, más que hablar se cuchicheaba. Si haces como que no existe, no existirá, era la creencia general.

Felipe Calderón admitió ante el maestro Javier Sicilia y los integrantes del Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad que el Poder Judicial está podrido hasta el tuétano.
Dijo el Presidente de México que está enterado hasta de la cantidad de narcodólares que reciben –no dijo cuántos ni quienes– “algunos” jueces o magistrados.

Eso de “algunos” es una expresión de optimismo de este golpeador de teclas. Pero, continuó el mandatario, como no hay pruebas, no se puede hacer nada.

Y aquí uno se queda con los ojos cuadrados. ¿Cómo es posible que el Presidente de los mexicanos conozca los nombres de los juzgadores y la billetiza que reciben, pero no tenga evidencias ya no para enviarlos a la cárcel, vamos, ni siquiera para destituirlos, sino de perdido para pedirles la renuncia?

Es decir, ¿el Estado mexicano no tiene ni un par de méndigos investigadores que puedan obtener las probaturas que permitan sanear, así sea en una mínima porción, a esa cueva de Alí Babá y sus ladrones vestidos con togas y birretes?
Y si, en efecto, no tenemos detectives, ¿no podemos pedir la asistencia de la ONU o de países amigos ajenos al desmadre que nos traemos?

México, ya lo sabemos, es la capital mundial del surrealismo pero, por Dios, todo tiene sus límites. ¿Cómo es posible que la Federación sepa que sus jueces son venales pero no pueda probarlo?

Quizás éste fue el más espectacular autogol de Felipe Calderón. Tuvo muchos otros. El maestro Sicilia y sus hermanas y hermanos en el dolor también incurrieron en errores, pero ellos son ciudadanos, civiles, hombres y mujeres abrumados por el sufrimiento, en tanto que el michoacano tiene la responsabilidad propia de un jefe de Estado.

¿Cuál diálogo? ¿Qué ganamos con eso de que FC pida perdón? Montaje mediático por parte del gobierno. Eso fue todo. El diálogo que no fue
LO MÁS VISTO:

¡Inscríbite ya!


Universidad Autónoma de Durango / Licenciaturas a un click de distancia


 

Lo más reciente

Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
HÉCTOR PÉREZ
Por
Héctor Pérez
Por
HÉCTOR PÉREZ

Para leer más

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...