Entrevista con Sergio González Rodríguez

México es un campo de batalla. La realidad lo refleja a diario y es contundente. Pero, ¿qué hay detrás de la violencia que se vive en el país, de la guerra entre los cárteles de la droga, de la intervención militar del gobierno en su intento por combatir la inseguridad?
Sergio González Rodríguez, escritor, periodista, crítico, escribió el ensayo Campo de guerra en un intento por desentrañar este escenario bélico. Encontró entre otros muchos factores uno esencial: la vecindad con Estados Unidos. La geopolítica incide y sienta las bases para un dominio global, analiza en su texto.

Su estudio obtuvo el Premio Anagrama de Ensayo 2014, está recién publicado y será presentado en Monterrey.
González Rodríguez (Ciudad de México, 1950), culmina con Campo de guerra una trilogía dedicada al estudio de algunos fenómenos extremos de las sociedades actuales, la cual inició con Huesos en el desierto y continuó con El hombre sin cabeza, ambas publicadas en Anagrama y traducidas a varios idiomas.

El autor estará en la Ciudad para hablar de Campo de guerra este miércoles 11 de junio a las 19 horas, en el Patio Ala Sur de Colegio Civil. Lo acompañarán los periodistas José Jaime Ruiz y Sanjuana Martínez. La entrada es libre.

A continuación una entrevista telefónica con el escritor a propósito de su ensayo, elegido entre 133 trabajos para llevarse el premio.

En la contraportada dice que con este libro completas una trilogía empezada con “Huesos en el desierto” (2002). ¿Cuando escribiste ese libro sobre los crímenes en Ciudad Juárez hubieras imaginado un libro como ‘Campo de guerra’, doce años después, con decenas de miles de muertos en el país…?
Una cosa lleva a otra. Yo empecé a investigar los asesinatos contra mujeres en Ciudad Juárez con la idea de esclarecer si era una invención o una realidad. Viajé a la frontera y me encontré desde luego con la realidad y el drama de todo el país. Estamos hablando de la mitad de la última década del siglo XX; ya se observaba la degradación de las instituciones. Proseguí con la investigación y me va llevando de una situación a otra, como decía. Durante la investigación sufrí amenazas, fui secuestrado, golpeado, torturado, salvé la vida y volví a insistir. Y sin embargo, he sido afortunado porque más de ochenta periodistas mexicanos, del año 2000 a la fecha, han sido desaparecidos o ejecutados. Estamos viendo que investigar estos asuntos de corrupción, de poder político, de poder económico, es muy peligroso.
Del libro Huesos en el desierto pasé a El hombre sin cabeza para investigar la violencia extrema, las decapitaciones y rituales de los criminales.
Y tratando de hacer una reflexión más amplia, más allá de lo criminológico, de la nota roja, me enfrenté a que el panorama tiene factores y motivos y situaciones que obedecen a la geopolítica, a los intereses estratégicos del gobierno de Estados Unidos. Eso es Campo de guerra.

Al avanzar en las páginas del libro queda uno con la sensación de que es conveniente para algunos la situación que se vive en México.
Desde luego, porque la estabilidad vende muchas armas, lo mismo para el crimen organizado que para las fuerzas armadas. Sabemos que la mayor industria de las armas está en Estados Unidos y compartimos frontera. Sabemos que el mayor mercado de consumo de drogas está en Estados Unidos. De modo que un país inestable, con problemas sociales, con problemas de desigualdad profunda, con pobreza y falta de empleo, es un país fácilmente manipulable por una potencia, la potencia más grande de la historia.

Esta situación geopolítica hace que intervenga sobre México porque estamos a la mano, pero parece una tendencia global de Estados Unidos: donde puede intervenir lo hace.
Porque ellos proponen un gobierno mundial a partir de establecer plataformas militares para la vida civil: el modelo de control de vigilancia que hemos visto en los últimos tiempos, revelado por el escándalo del espionaje integral de las comunicaciones en todo el mundo. Un modelo de Estados Unidos donde ya no es el policía de todo el mundo, sino que cada Estado o nación tiene que ser policía de Estado del mundo con el mando de Estados Unidos. Esto es muy grave porque a las sociedades no les está dejando un margen de libertad, sus derechos están siendo ocultados o estragados; de modo que las sociedades se polarizan cada vez más, entre “los buenos” (fuerzas armadas y el Estado) y “los malos”, que somos todos los ciudadanos potencialmente terroristas, desde ese punto de vista.


Vienes a Monterrey a presentar el libro esta semana; es una ciudad conservadora donde la mayoría tiene la visión de que la mano dura es necesaria, que aplaude que el Ejército esté en las calles.
Desgraciadamente ha fallado esa visión. En México proponer más leyes y además endurecer las penas para aquellos que cometen delitos es una fantasía. Con eso no mejoras a la sociedad. Con eso sólo logras sociedades más polarizadas, más sujetas a la corrupción, que es lo que hemos visto en Nuevo León, en Monterrey y en muchas partes de México. Lo que tenemos que proponer, por el contrario, es un modelo de desarrollo donde haya empleo, educación, cultura, salud y otro tipo de satisfactores en su calidad de vida. No es posible que los destinemos a ser parte del crimen organizado ante la ausencia de posibilidades de sobrevivir. Y que nosotros queramos entonces curarnos en salud diciendo “más policías, más penas, más leyes, más endurecimiento del Estado”. Eso es una falsedad que se ha desarrollado en estas décadas recientes.

Además, aparecen figuras heroicas desde el gobierno, el caso de Mauricio Fernández, o el de Jaime Rodríguez Calderón que quiere ser gobernador bajo esta idea de mano dura…
Sí. Surge esta charlatanería donde personajes de poder quieren convertirse en Rambo o en cowboys. Buscan ejercer la justicia por mano propia. De ahí surgen guardias blancas, guardias especiales, autodefensas comunitarias y no dejamos que el Estado y las instituciones cumplan su papel. La justicia sólo puede realizarse a través de las instituciones encargadas de esa tarea; la seguridad también. No podemos reemplazar ese papel, esa obligación y responsabilidad de las autoridades de garantizar la seguridad pública y procurar la ley y, desde luego, defender la justicia. Pero jamás estos ajusticiamientos por mano propia por estas figuras de charlatanería local y regional que de nada sirven. Porque finalmente proyectos como el de este señor Mauricio Fernández lo único que hacen es crear más caos, más violencia, más inestabilidad.

¿Por qué la legalización de las autodefensas en Michoacán es conveniente para el gobierno?
Es una medida temporal para tratar de controlar desde el punto de vista de manejo de riesgos y de crisis. Es una técnica de gobierno impuesta desde una mentalidad tecnocrática y para lo que sirve es para la propaganda. Pueden decir “vean ustedes: ya logramos controlar a la violencia de las autodefensas porque ahora son guardias rurales”. Pero es falso, la violencia persiste. Esta solución es temporal y no va a tener un efecto a largo plazo. Sin embargo, para efectos de propaganda resulta muy conveniente.

El libro tiene una bibliografía muy extensa…
Estudié Letras modernas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, simultáneamente fui músico de rock y blues (lo sigo siendo), soy licenciado en periodismo y tengo una maestría en Derecho. De modo que he tratado de compaginar diversos aspectos de la realidad para presentar una visión más amplia. Presenta 'Campo de guerra'
LO MÁS VISTO:

¡Inscríbite ya!


Universidad Autónoma de Durango / Licenciaturas a un click de distancia


 

Notas recientes

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE...
INICIA LA FERIA DEL...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL...

Otras secciones

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...
UN SUPERHÉROE DE PELÍCULA.- Después de cuatro años...
UN RIÑÓN ES EL PRETEXTO.- La segunda parte...
PRESENTA 'EL DICCIONARIO DEL CAOS'.- Fernando Rivera Calderón...
EL TALENTOSO MÚSICO ESTARÁ EN EL AUDITORIO...
¿UN MATRIMONIO MÁS? La historia de esta cinta...