Intensos

Anthrax, único de los Big 4 al que faltaba tocar en fechas recientes en la Ciudad, cumplió la noche del martes (17 de abril), con creces, en su encuentro con los regiomontanos.
 
Aunque la banda ya había venido en dos ocasiones a Monterrey, nunca lo había hecho con Joey Belladonna, un cantante con una personalidad y un timbre especiales. No es mejor ni peor que John Bush, simplemente es diferente. Y es el mejor vocalista para Anthrax.
 
Desafortunadamente no se pudo ver a la banda completa, pues sorpresivamente no apareció Charlie Benante. La ausencia del baterista (sin explicación o noticia alguna de por medio) representó la oportunidad de ver a Gene Hoglan, un auténtico portento tras los tambores y platillos.
 
Hoglan, quien ha tocado con Dark Angel, Death, Testament y Strapping Young Lad, entre otros, hizo que no se extrañara a Charlie. Aunque son de estilos muy diferentes y algunos echaron de menos la técnica del original, el poderío de su reemplazo fue demoledor. Impresionante verlo en acción.
 
Antes de la banda estelar se presentó Shadows fall. Aunque tenían incondicionales entre el público más próximo al escenario, en general la gente reaccionó tibiamente a su estilo metalcore.
 
Estuvieron cuarenta minutos sobre el escenario y tuvieron un momento incómodo cuando alguien en el público estiró la cabellera de Brian Fair, cuando, eufórico él, se lanzó sobre la audiencia. El cantante se molestó, repartió algún golpe y luego, de regreso al escenario, le dedicó varios insultos.
 
La asistencia, como ya lo anticipaba la lluvia de cortesías y promociones, puede considerarse floja para un grupo que si bien ha tenido sus etapas de credibilidad en entredicho, en fechas recientes ha dado muestras de intentar ponerse al nivel de los otros tres “grandes”. Poco más de 2 mil quinientas personas son pocas para un grupo del calibre y trayectoria de Anthrax.
 
El infeccioso repertorio, de quince canciones (y un fragmento de otra), cubrió toda su discografía con Belladona, incluso un par de temas del primer disco, cuando cantaba Neil Turbin, y los cortes nuevos sonaron a la altura de su catálogo clásico. Y en directo están sonando de forma espectacular.
 
Algunas de las que obtuvieron mejor respuesta fueron “Caught in a mosh”, “Antisocial”, “Indians” y “Metal thrashing mad”; con estas rolas generaron un slam como el que pocas veces se ve en Monterrey.
 
De hecho el grupo, tal vez por la efusiva reacción de la gente, incorporó dos canciones —“Got the time” y “Be all, end all”— que no venían en el set list oficial que repartieron a los reporteros previo al concierto.
 
Anthrax finalizó su actuación tras noventa minutos de acción con “I’m the law”, que tuvo como intro un minuto y medio de “I’m the man”, su fusión de rap y metal.
 
FOTOS: Ocesa / Auditorio Banamex


Anthrax en concierto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...