Kinky en vivo, arrasador

Kinky presenta su nuevo disco, deleita y se deleita con el público que cumplió con armonizar masivamente la noche de ayer viernes 8 de junio en el Parque Diego Rivera de San Pedro.


Kinky en el Parque Diego Rivera


Fotos: GUSTAVO ABDIEL TORRES

El evento gratuito (con invitación) y programado para las siete de la tarde dio inicio alrededor de las ocho de la noche. La asistencia que al principio parecía buena, aumentaba conforme iba pasando el tiempo, tanto que llegaron a las 17 mil personas.
 
Una banda local de nombre Husky fue la encargada de dar inicio a la música en vivo. Después de una larga sesión de variadas canciones, el grupo funcionó bien y su participación fue aceptable, aunque se notó claramente que el objetivo de todos era bailar con el rock electrónico de Kinky.
 
En este lapso la escenografía lucía una belleza que fusionaba la naturaleza con las estructuras de metal que construían el escenario; se podía observar detrás de éste el Cerro de la Silla en todo su esplendor, así como del lado derecho la portentosa Sierra Madre Oriental, ambos relucientes bajo la nítida claridad del atardecer.
 
Alrededor de las nueve tomaría el escenario Rob Garza, integrante de los internacionales Thievery Corporation, ahora en una faceta como DJ.
 
Su set estuvo cargado de buena dosis de ritmos latinos que en más de una ocasión pusieron a bailar a los asistentes, sin embargo, hubo entre el público quienes en tono de desesperación por ver a los estelares de la noche le gritaron que se fuera.
 
Garza tuvo un espacio de actuación de aproximadamente hora y media. Para muchos fue larga su estadía, inclusive llegaron a exclamar en varias ocasiones “¡Kinky, Kinky!”
 
Ya se ha vuelto una costumbre en los conciertos la guerra de vasos de plástico o las torres formadas con ellos; lamentablemente esto ha provocado uno que otro herido en grado menor. Lo anterior funcionó como diversión en el lapso del electrónico Garza, que parecía disfrutar el ambiente.
 
Aproximadamente a las diez y media de la noche salió al escenario Kinky, con todo su potencial y mostrando nuevas canciones que fueron poco coreadas pero disfrutadas. En un inesperado regreso a sus hits tocaron “Hasta quemarnos” y “Soun tha mi primer amor”, donde la energía mostrada por los músicos en el escenario fue un espejo de lo que sucedía con las almas bailantes, en aquel dance-floor.
 
El Parque Diego Rivera es un buen escenario porque cuenta con desniveles y esto hace posible que hasta el más bajo de estatura busque un “cerrito” para observar mejor a los artistas. Sin embargo, al tener piso de tierra, el movimiento colectivo la eleva en forma de polvo, lo cual suele incomodar a muchos.
 
Los Kinky variaban entre temas de su nuevo disco Sueño de la máquina y éxitos de antaño como “Más” y “Marcha atrás” que fueron desgarrados en infinidad de gargantas.
 
El tema que actualmente suena en la radio, “Después del after”, puso a full los ánimos y la fiesta se animó aún más.
 
Los locales hicieron de emoción su presentación al llevar a cabo un encore, todos sabían que regresarían, pues quedaban grandes temas que obligatoriamente debían ser tocados; nadie se movió de su lugar acompañando a la fresca brisa con el grito de “¡otra, otra!”
 
Regresaron a interpretar otra rola nueva, “Intoxícame”, a la que sumaron las conocidas “Sister twisted”, “¿A dónde van los muertos?”, “Presidente” y “Coqueta”, entre otras. Fue emocionante el hecho de que regresaran aventando grandes globos de colores, los cuales pasaron de mano en mano por los que no se cansaban de brincar.
 
Antes de comenzar a tocar “Presidente” el vocalista regiomontano Gil Cerezo dio a conocer su protesta por la política actual de nuestro país: “Sea quien sea el títere que llegue a la Presidencia, nosotros lo vamos a mandar desde aquí… ¡Tú eres el presidente!” arengó con energía a sus fans.
 
Casi al llegar la medianoche terminó aquella euforia que dejó satisfecha a una muchedumbre que vaya que era enorme, una cifra aproximada de 17 mil asistentes. Esto motivó la saturación tanto de la salida del parque como de la señal de telefonía celular.
 
Sin duda alguna anoche Kinky demostró que sigue siendo uno de los símbolos importantes del rock local y nacional. Y que este año viene igual o más enérgico que antes con Sueño de la máquina.

Más fotos aquí



Interpretan su 'Sueño' a miles
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...