Un espectáculo de 'cultura general'

Ídolo, super estrella, rockstar... son algunos de los calificativos con los que podemos describir a Ringo Starr, baterista de la considerada mejor banda del siglo XX y uno de los dos integrantes de The Beatles que sobreviven. Este histórico personaje llegó el lunes 18 de noviembre al Auditorio Banamex para dar un espectáculo de "cultura general".

Un artista con tan buena forma que, además de tocar la batería, al pasar al micrófono no puede parar de bailar de lado a lado -sólo como él sabe-, uno que a veces brinca como si estuviera haciendo aerobics y cuya simple presencia basta para escuchar los gritos más eufóricos de la noche. Éste es un artista que podría mover sólo un dedo o posar disecado para desatar la locura.

Por primera vez, Ringo y el público regiomontano se reunieron para presenciar un estallido de notas muy bien tocadas. Puntualmente, a las 9 de la noche -tal y como lo indicaba el boleto de entrada- salieron 6 músicos de alto calibre quienes emitieron el sonido de "Matchbox", la primera pieza. Esta vez la All Starr Band estuvo conformada por Steve Lukather (de Toto) en la guitarra, coros y en ocasiones voz principal, Richard Page (de Mr. Mister) en el bajo, coros y en ocasiones voz principal, Gregg Rolie (ex Santana) en teclados y en ocasiones en voz principal, y los connotados músicos Todd Rundgren (guitarra, armónica y percusión y un par de canciones en voz principal), Mark Rivera (percusión, coros, metales) y Gregg Bissonette (batería).

Una escenografía simple: manta con un dibujo que muestra el espacio, una estrella con una flor en donde se avista el planeta y sus nubes forman una mano simbolizando "amor y paz", instrumentos musicales sobre un escenario austero en donde sobresale el bombo de la batería de Ringo luciendo el símbolo -también- de "amor y paz". Ëste era el mensaje de Ringo, en cada lapso posible lanzaba su "peace & love" al público, lo gritaba a todos, y en ocasiones lo dedicaba a un segmento del público, o hacia algún asistente que señalaba.

Fue un ritual plagado de éxitos, éxitos beatlescos, éxitos de Mr. Mister, de Toto, de Santana... una mezcla de sabores distintos que supo muy bien. Músicos talentosos, multifacéticos, ágiles y afortunados -que evidentemente disfrutan su papel aunque en segundos puestos sea- engalanaron cada pieza con la maestría de un buen elemento con estilo propio, en una fiesta cuyas versiones extendidas no aburrren, que instruyen, que se gozan al poder apreciar la gran capacidad de cada invitado.

Un auditorio que unió generaciones, desde adolescentes hasta adultos mayores de los cuales algunos vistieron de globos y bufandas amarillas el lugar al escuchar "Yellow Submarine", mientras otros se llegaron disfrazaron. Fueron 24 canciones las que conformaron el setlist.

"Don't comes easy", "Wings", "Rosanna", "Kyrie", "Don't pass me by", "Boys", "Black Magic Woman",  "Honey Don´t", "Africa", "Oye cómo va", Love is the answer", "Broken wings", Hold the line", Act Naturally", "With a little help from my friends", fueron algunos de los temas que sonaron, y un fragmento de "Give peace a chance", de Lennon, fue el elegido para cerrar la actuación de dos horas.

Los gritos "Ringo, Ringo" -que se habían estado escuchando fuerte después de cada canción- no cesaron, aún cuando las luces del Auditorio ya estaba encendidas.
Ringo es amor...y paz
LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...