La gran noche de los impresionantes Cadillacs

Pasaron más de cuatro años desde que una de las bandas más grandes de Argentina pudiera regresar a la ciudad, y aunque la espera fue larga, la noche del 20 de noviembre quedó en claro que no había sido en vano.

Antes de llegar a ese reencuentro, El Gran Silencio saldría sorpresivamente (para muchos) al escenario en medio de fragmentos de canciones de José José, Los Ángeles Azules, Los Tigres del Norte y RBD, para realizar una actuación destacada y digna del festejo de su XXI aniversario, haciendo suyo el lugar y a la audiencia por espacio de 45 minutos con interpretaciones como “Super Riddim Internacional”, “Cumbia Poder”, “Duerme Soñando”, “Déjenme si estoy llorando” y “Chuntaro Style”, clásicos que fueron coreadas en todas las secciones del Auditorio.

Cerca de unos 15 minutos pasaron para que se apagaran las luces una vez más y finalmente salieran los Cadillacs en una fila liderada por Sergio Rotman, con su Sax en mano y listo para hacer sentir La luz del ritmo a sus seguidores; una vez frente a su público levantaron sus manos e hicieron una caravana para rápidamente desplegarse por el escenario y empezar con “Yo no me sentaría en tu mesa”, que había sido coreada desde temprana hora. Se siguió con “El muerto” y “La luz del ritmo”, pero la fiesta se intensificaría con “Demasiada presión” y “El aguijón”, en las que el público les dejaba claro a los músicos que iba a ser un gran concierto.

La banda se daría un respiro para saludar a sus amigos y amigas de la audiencia y en voz de Vicentico agradecer y decir que se sentían honrados y agradecidos por la oportunidad de tocar para cada uno de los presentes y aprovechaba para presentar a un invitado especial en la guitarra (Big Papu de los Kahunas) que los acompañaría en “Los Condenaditos”, “Calaveras y Diablitos”, “Il pajarito”, y regresaría para tocar “Vasos Vacíos”, casi al final del evento. La gente volvería a saltar cuando se escucharon las primeras notas de “El Genio del Dub”, convirtiendo el lugar en un verdadero carnaval para después dar paso a “Gallo Rojo”, una de las más esperadas por los fans.

Las cosas se calmaron un poco con “Sabato” y “Piazolla”, para después volver a explotar en “Padre Nuestro”, que fue una de las que más prendieron al público junto con “Manuel Santillan, el león”, “Mal Bicho” y “Matador”, con la que se despedirían momentáneamente. Unos cuantos minutos más tarde volverían a escena acompañados por Florián y Astor, con los que interpretarían en voz de Flavio Cianciarulo “Let’s Lynch the Landlord” (Cover de Dead Kennedy’s) y “Guns of Brinxton” (original de The Clash).

“Mi novia se cayó en un pozo ciego” anunciaría que ya no faltaba mucho para el cierre, fue entonces cuando Vicentico le pidió a las damas presentes que a falta de Celia Cruz cantaran el coro de la siguiente canción: “Vasos Vacios”, en la que las féminas cantarían a todo volumen. Para finalizar con fuerza la banda se despediría tocando “El satanico Dr. Cadillac”, pero al ver la reacción de la gente y en vista de que no se movía nadie de su lugar, interpretaron de nuevo “Yo no me sentaría en tu mesa”, gesto que le agradó bastante al público que después de pasar una fabulosa noche se despidió coreando esa misma canción desde los pasillos del Auditorio hasta la entrada del estacionamiento al final del concierto.LFC en el Banamex
LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...