Los nuevos consentidos del rock

Foto: Agencia MuckersNo cabe duda: Zoé es una de las bandas consentidas del público regiomontano. Su popularidad ha crecido paulatinamente hasta convertirse en el grupo contemporáneo (excluyendo a Café Tacvba y Caifanes, por supuesto) más importante de México y la regularidad de sus visitas lo comprueban.

La banda que comenzaba sus incursiones a la ciudad en el Café iguana hace menos de una década, ahora agotaba siete mil localidades en el Auditorio Banamex desde varios días antes de su presentación.

El pretexto para tal poder de convocatoria fue la recreación de Música de fondo, el unplugged que grabaron para MTV hace algunos meses y que terminó de consolidar al grupo capitalino.

Chetes abrió el concierto alrededor de las 20:30 horas e interpretó cinco temas de sus tres discos de solista, entre ellos “Que me maten”, “Completamente” y “Querer”, con buena aceptación de la gente. Su actuación en solitario fue breve, sin embargo el regiomontano se incorporaría luego como guitarrista a la actuación de Zoé en algunos de sus temas.

El grupo estelar inició su presentación a las 21:20 horas con “Sombras”, de su Reptilectric. El escenario incluía una pantalla gigante que transmitía imágenes abstractas y proyecciones de los músicos en directo; el juego de luces sobre la banda hacía, a la vez, emocionante y romántico el viaje.

El grupo, acompañados por hasta once músicos de soporte, interpretó íntegro y en el mismo orden el disco Música de fondo, destacando “Últimos días”, “Dead”, “Veneno”, “Paula’’ y ‘’Poli-love’’, una de las más coreadas. El aporte de los instrumentistas invitados enriqueció la estructura de las canciones, aunque evidentemente el sonido principal quedaba en manos de los integrantes del grupo, destacando la guitarra de Sergio Acosta y los teclados de jesús Báez; el regiomontano Rodrigo Guardiola lució también en las percusiones. 

León Larregui, sin embargo, es quien atrae las miradas, los gritos de euforia y termina cautivando con su voz y su personalidad singular. El público le celebra todo; por ejemplo, se disputa los avioncitos de papel que el cantante hace volar desde el escenario.

Luego de los catorce temas del disco el grupo desapareció por un momento del escenario, pero fue aclamado por el público para regresar, escuchándose en el recinto el famoso y futbolero “oe, oe, oe, oe, Zoé, Zoé”.

La banda volvió para reiniciar el viaje intimista con su adaptación al formato del tema “The Room” (del  Memo Rex…) y luego sorprender con una versión del clásico  “Bésame mucho”, de Consuelo Velázquez, coreada por el público como si fuera un tema reciente de esencia rockera y no un bolero célebre.

Con esta canción la banda se despidió de un público regiomontano satisfecho,  cuando faltaban pocos minutos para las once de la noche. Fue una actuación redonda que merecería repetirse.

*Con información de Alejandra Rodriíguez barrientos

Viaje íntimo con Zoé
LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...