Rápido, furioso y clásico

Fotos: Cortesía OCESA / Auditorio Banamex


Megadeth en MonterreyDieciséis canciones (algunas de ellas, auténticos clásicos del metal), 6 mil personas, respuesta eufórica...

El concierto del domingo 20 de noviembre tuvo todos los ingredientes para ser catalogado como perfecto por sus seguidores, pero le faltó uno, tal vez no imprescindible como para arruinarlo ante su ausencia, pero sí importante para dejar un mejor sabor: su duración.

Apenas una hora y quince minutos (a los que hay que descontarles pausas para agradecimiento y presentación de los músicos) de una de las bandas más importantes del metal en la actualidad.

Suficientes en intensidad, sin duda, pero escasos en relación a lo que se esperaría de un nombre que ha firmado trece discos de estudio.

Antes de Megadeth, Ira tuvo tres cuartos de hora para demostrar por qué es una de las bandas metaleras más importantes del panorama nacional.

Con el regreso de Lupe Ortiz en la batería, la banda recupera la alineación original, con la que empezaron hace quince años, y dieron cuenta de sus mejores rolas, con buena respuesta de los asistentes.

Una hora después, cinco minutos antes de las nueve de la noche, apareció Megadeth.

Con apenas algunas breves pausas para presentar las canciones nuevas, uno tras otro fueron cayendo los temas fundamentales de la historia de Dave Mustaine.

Después de la abridora "Trust", por ejemplo, hilvanaron tres temas clásicos: "In my darkest hour", "Hangar 18" y "Wake up dead".  

Desde el inicio la comunion del grupo con sus fanáticos fue absoluta y similar –o copiada– a la que producen estos temas entre el público de otras latitudes, al corear melodías, lanzar "oes" futboleros a Mustaine, o el "aguante Megadeth" argentino en "Symphony of destruction".

Megadeth en MonterreyHubo tres temas recientes (dos del nuevo Th1rt3een y uno del Endgame) y el resto clásicos como "A tout le monde", "Sweating bullets", "Poison was the cure" –un afortunado rescate del que para muchos es su mejor disco, Rust in peace– o "She wolf".

Poco después de las diez de la noche el grupo ofreció "Peace sells" y "Holy wars...the punishment due" para cerrar un concierto que dejó contentos, aunque con ganas de más, a sus seguidores.

Dato extra: Quizás Mustaine no andaba de buenas; en la convivencia entre el grupo y fans que habían ganado en diversas promociones, realizada minutos antes del concierto, fue el único integrante de Megadeth que no se presentó.

Megadeth: 75 minutos intensos
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...