De la calle a la trascendencia

Rodrigo y Gabriela en Auditorio BanamexLa historia de Rodrigo Sánchez y Gabriela Quintero podría aparecer en una antología de lecturas motivacionales. “De la calle a los grandes escenarios”, podría decir su apartado.

Talento, perseverancia y estar en el lugar justo en el momento justo, parecen definir el recorrido de este par de guitarristas mexicanos que gozan de mayor reconocimiento en el extranjero que en su propio país.

Aunque su nombre de batalla podría sugerir un producto comercial en plan baladas, en realidad se trata de unos artistas sui generis: hombre y mujer tocando en sus guitarras acústicas diversos géneros, desde folk y flamenco hasta jazz y heavy metal.

Lo mismo hacen versiones a clásicos de Metallica y Led Zeppelin, que ofrecen estupendas composiciones propias en honor a Jimi Hendrix, Ástor Piazzolla o Dimebag Darrell.

Y únicamente con sus guitarras al desnudo,  sin distorsiones, voces u otros instrumentos de acompañamiento.

Las raíces del dueto son thrasheras. Rodrigo y Gabriela pertenecían a Tierra Ácida, una banda metalera capitalina que a mediados de los 90 intentaba abrirse camino de forma profesional.

Fue infructuoso.

“Lo intentamos y estábamos hasta la madre de perder el tiempo buscando manager, buscando toquines, ¡nos curamos! Fueron ocho años de ese rocanrol”, explica vía telefónica Rodrigo, encargado de la guitarra líder en el dueto.

Decidieron irse a Europa a probar suerte, aunque ya no con la intención de hacer carrera, sino únicamente aprovechar su talento como músicos y de ahí obtener dinero para subsistir.

“Teníamos dos puntos en mente: no íbamos a meserear (que no tiene nada de malo) y no nos íbamos a regresar a México en un tiempo.

“Pero no era ‘vamos a conseguir una compañía de discos…’ ¡Pero para nada!  Eso lo teníamos enterrado. No nos interesaba en lo más mínimo. Con tocar en la calle, en el café, era suficiente”, dice.

Así lo hicieron y se instalaron en Dublín, en Irlanda, a donde llegaron con mil dólares en los bolsillos y con conocimientos mínimos del idioma inglés.

Pronto se dieron cuenta que la manera de apreciar al músico callejero era muy diferente a la que se da en nuestra cultura. Allá, señala, el estudiante de música tiene como asignatura escolar el salir a la calle a tocar.

“Ves a músicos clásicos en la calle como parte de sus prácticas. No sé en Monterrey, pero en la Ciudad de México, todavía hasta hace unos años los músicos de la calle eran considerados como si estuvieran pidiendo limosna, que es una cosa tristísima

“Y allá en Europa es totalmente diferente, muchos músicos ni siquiera necesitan el dinero; claro que si les dan para el café pues qué bueno. Es una vida súper interesante, conoces un chingo de gente y te la pasas muy bien”.

Esta rutina de aceras y algunos bares ejecutando versiones rockeras y composiciones propias, además de permitir el ingreso para subsistir y establecer conectes amistosos y laborales, permitió ir puliendo su estilo.

Rodrigo y Gabriela“Lo más importante es que tocas todo el pinche día. Entonces vas generando mucha técnica y empiezas a crear tu estilo y así fue como nació lo que hicimos nosotros, que no teníamos otra cosa que hacer en todo el día más que tocar”.

De Dublín partieron a Copenhague y posteriormente a Barcelona. Regresaron a Irlanda y llegaría la invitación de Damien Rice, cantante folk nativo para que le abrieran algunos conciertos.  

A partir de allí la carrera ascendente no ha parado.

Tienen ya cuatro discos de estudio (uno reeditado) y tres álbumes en directo.

Asimismo, han hecho apariciones en discos de Death Angel y Maligno y tienen muy buena relación con Alex Skolnick, guitarrista de Testament y de su propio trío de jazz.

Además gozan de la admiración de Robert Trujillo, bajista de Metallica, quien se ha subido a palomear con ellos en varias ocasiones su versión de “Orion”.

Y uno de los momentos cumbres en difusión y atención de los medios ocurrió a principios de este año cuando fueron invitados a participar en la música incidental de la cuarta parte de la saga Los Piratas del Caribe, bajo la batuta del prestigiado Hans Zimmer.

A pesar de esas credenciales, Rodrigo sabe que en Monterrey todavía no son muy conocidos.

Se presentarán en el Auditorio Banamex y únicamente será habilitada la zona de Beyond, frente al escenario.

Pero la experiencia le dicta que la recomendación hará que en el futuro las asistencias se multipliquen: en el DF empezaron en el Lunario, luego en el Teatro Metropolitan y ya alcanzaron espacio en el Vive Latino.

“Y lo que sucedió fue sin ninguna actividad para difundirlo, sólo hablar con ustedes (medios); pero al no estar en México, te conviertes en un acto extranjero. Ahora, Monterrey está muy cerca de la frontera, entonces también me imagino que ha de haber conocimiento de lo que somos.

“Va a ser una experiencia chida y van a ir los que tienen que ir, y ojalá que podamos regresar y que más gente lo disfrute, de eso se trata a final de cuentas”,


Thrash de la vieja escuela

A pesar del rumbo musical que tomó su carrera, Rodrigo no abandona sus raíces.

“Hubo un tiempo en que la verdad estaba decepcionado, cuando el nü metal empezó y todas las nuevas bandas empezaron a tocar este tipo de música, medio pesada con unas vocecitas medio puñalonas.

“Allí me alejé un poco y fue bueno porque al alejarme de eso me metí en otro tipo de música… pero nunca dejé de escuchar la vieja escuela”.

Señala que sus amigos se sorprenden al ver su iPod con canciones de Exodus y Megadeth, aunque sin dejar de estar atento a nuevas bandas.

“Ayer por ejemplo me pasaron una banda que no es tan nueva, Havoc, no los había oído y me gustaron mucho, es old fashion thrash, muy bien tocado.

“Por ejemplo, bandas como Trivium a mí no me gustan, porque tienen onda old fashioned; tocan bien los chavos, pero me parece que estos chavos quieren tocar así, no es que lo sientan. Esa es mi percepción, no estoy diciendo que así sea y respeto su trabajo.

“Últimamente he estado oyendo lo nuevo de Machine Head, que son más clásicos, y el nuevo álbum está interesante. Todavía estoy en ese rollo (del thrash) pero un poco más desapegado”.



PROMOCIONES
Gana un pase para el concierto de Rodrigo y Gabriela en el Auditorio Banamex.
Si ya tienes tu boleto, gana la oportunidad de saludar en persona a Rodrigo y Gabriela.




 


La historia de Rodrigo y Gabriela
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...