Rock a cuatro manos

Cada vez son más frecuentes y afortunadas las experiencias donde para escuchar a una banda dentro de parámetros rockeros se puede prescindir de la formación típica de guitarra(s), bajo y batería.

El mismo escenario del Parque Fundidora, sin ir más lejos, ha registrado conciertos memorables de Apocalyptica (cuatro chelos y baterista), The White Stripes (guitarra y batería, a dueto), e incluso Keane (en ocasiones su cantante pulsa una guitarra, pero normalmente se las ingenian sólo con teclados, bajo y batería).

Ahora, dentro de esa misma categoría de experiencias únicas y refrescantes, podemos anotar a  Rodrigo y Gabriela, tras su presentación del sábado en el Auditorio Banamex, ante cerca de dos mil personas.

Aunque clasificarlos en el apartado del rock podría ser limitante e injusto para el dueto mexicano de guitarras acústicas, dado el abanico sonoro que abarcan con sus composiciones, el público que se siente atraído por su música es, en gran medida, de militancia rockera. La reacción ante los temas más duros o veloces (incluyendo los extractos de cóvers) así lo demostró.

La ascendencia metalera (surgieron de una banda de thrash, a mediados de los noventa)  quedó en evidencia en cortes rápidos con las estructuras elementales del género, pero también la influencia de jazz y el flamenco aparecieron durante su presentación.

El punto flaco del dueto no estuvo en las manos sino en la voz -a pesar de que todos sus temas son instrumentales- pues su discurso al dirigirse al público transitó entre lo nervioso y lo errático. La procedencia “chilanga”, en palabras de Rodrigo, provocó abucheos que parecieron molestar al músico y los intentos de Gabriela por explicar su trayectoria o las composiciones se veían interrumpidos por el nerviosismo.

Tampoco ayudó el comportamiento absurdo e infantil de un numeroso grupo de asistentes que pidieron a gritos de “vuelta, vuelta” que Gabriela girara sobre su eje para apreciarle el trasero, situación que incomodó a la guitarrista, quien se negó al despropósito.

Fuera de esos detalles, en lo importante, lo musical, el concierto fue espléndido.

La atmósfera creada en las partes tranquilas, tuvo en el juego de luces un aliado fundamental que sugería un ambiente íntimo a pesar de que la amplitud del escenario pertenecía únicamente a un par de músicos. Al fondo, una pantalla proyectaba imágenes del dueto, figuras abstractas o pinturas de la surrealista Remedios Varo.

El dueto presentó un repertorio basado fundamentalmente en su disco homónimo y en su sucesor 11:11. Cortes como “Hanuman”, “Savitri”, “Santo Domingo”, “Diablo” e “Ixtapa” se intercalaron con algunos momentos en que la improvisación y el desempeño en solitario permitían apreciar las cualidades principales de ambos.

Gabriela Quintero aportó la parte rítmica en la guitarra, no sólo con las cuerdas, sino en las veloces percusiones sobre el aro y el cuerpo de su instrumento.  Además, impulsó a la audiencia a reaccionar con aplausos o saltos.

Cuando tuvo sus intervenciones solistas, asimismo, demostró también dominio absoluto sobre las cuerdas.

Rodrigo Sánchez, por su parte, ejerció de guitarrista líder (aunque también hace rasgueos rítmicos y percusiones) y durante varios pasajes del concierto expresó dotes de virtuoso. La amalgama del trabajo de ambos provocó por momentos la sensación de estar escuchando a una banda completa.

En la recta final,  hubo una reacción significativa cuando interpretaron fragmentos de canciones familiares a los oídos de la mayoría, como “Battery”, de Metallica, “More than words”, de Extreme y la coreada “De música ligera”, de Soda Stereo.

Se despidieron con “Tamacun”, tras 95 minutos de buena música y la promesa de regresar pronto. 

 Rodrigo y Gabriela en Monterrey
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

Otras secciones

PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...
LLEGA 'LA ÚLTIMA PROFECÍA' CON NICOLÁS CAGE.- Hace...