Manifestación en contra de la violencia

Exigen paz y cabezas de autoridades

El objetivo era manifestar la inconformidad, el hartazgo ciudadano ante la violencia que ha arrinconado a los nuevoleoneses, dada la incapacidad que muestran las autoridades de los tres niveles para cumplir una de las funciones esenciales del Estado: garantizar la seguridad pública.

Y se consiguió... pero un acto en apariencia tan sencillo como lo sería simplemente expresarse en multitud, por poco resulta un fracaso.

Quedó claro que la sociedad civil en Monterrey, al tiempo que exige a los gobernantes, deberá derrotar al enemigo que vive dentro de sus filas: el individualismo a ultranza, típico de nuestra sociedad, que dificulta el consenso de propósitos y acciones.

El último domingo de agosto, día 28 a las 5pm y con el sol a tope, una muchedumbre que rozaba las 2 mil personas acudió a la convocatoria lanzada por una veintena de organizaciones civiles de origen variopinto.

A la manifestación contra la violencia en la Explanada de los Héroes de la Macroplaza, motivada por la tragedia de la semana pasada en el Casino Royale, llegó la gente por montones, sin importar el calor.

Estaban por ahí los que ya tienen “experiencia” en estas lides, como los integrantes del Pueblo Bicicletero y del Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora, y también muchas personas que tal vez acudían por primera vez a una manifestación, impulsados por la necesidad de inconformarse públicamente.

Había señoras, estudiantes, músicos, personas "normales". Muchos jóvenes, por supuesto.

Pero pronto surgió la sospecha, mejor dicho evidencia, de que también había asistentes interesados en impulsar una agenda partidista.

Los gritos en contra de Rodrigo Medina, mayoritarios sin duda, ¿serían todos espontáneos, o habría panistas aprovechando el momento para inyectarle fuerza extra a un reclamo cada vez más popular?

El encono ciudadano contra el Gobernador a estas alturas es natural y allí, frente al propio palacio de cantera, se ponía de relieve al exigirle su renuncia. Se le reclamaba al hombre que debería dar la cara y parece que está dando otra cosa. Se le aplicó la máxima del Sr. Martí: si no puede, que renuncie. Los gritos debieron escucharse hasta la Casa de Gobierno.

Pero quién sabe hasta qué punto había, además, albiazules ‘trabajando’…   

La contraparte fue el triste espectáculo que dieron los acarreados de un lidercito priista que los pastoreaba con la intención de desviar las críticas a Medina y reventar la manifestación (¡y casi lo logran!).

Manifestación en la Explanad de los HéroesCalificados de “comelonches”, se trataba de un contingente en el que destacaban las señoras, algunas con niños y otras de edad avanzada; personas de apariencia humilde procedentes de alguna colonia de la periferia, “invitadas” por el líder.

Una o dos docena de víctimas del sistema político de México que gritaban consignas contra Felipe Calderón mientras cargaban pancartas fabricadas en imprenta (o sea, caras) también en contra del Presidente y cartulinas escritas a mano con horribles faltas de ortografía.

Los priistas parecen no cambiar. Por eso estamos como estamos.


El conato de pleito que casi destruye la manifestación llegó precisamente a raíz de la guerrita de gritos, pancartas, letreros y mantas entre los muchísimos que pedían la cabeza de Medina y los poquitos que atacaban a Calderón (y a Fernando Larrazabal en segunda instancia).

De repente, entre los dimes y diretes y los intentos de despojar de una pancarta a uno de los bandos, se armó una pequeña trifulca.

El Norte lo contó así:

“Alrededor de las 17:20 horas la manifestación, que en teoría sería pacífica, desató conatos de violencia entre los inconformes luego de que integrantes del organismo civil Recuperemos México, desplegaron una pancarta con la leyenda ‘Calderón, el Gobierno nos ha traído miedo, terror y muerte, renuncia ya’.

“El mensaje causó el rechazo de los organizadores, quienes arrebataron el mensaje, argumentado que la convocatoria es apartidista”.

Lo que siguió fue un desorden generalizado que se tradujo en el abandono, por no decir huida, de los organizadores oficiales de la manifestación.

Actualización 30-ago-11: Posicionamiento del colectivo 'Contingente Monterrey' ante estos hechos.
Al mismo tiempo surgían acciones individuales en diversos puntos de la Explanada: a grito pelón, sin micrófono, alguien arengaba a la concurrencia a organizarse, mientras otros golpeaban las puertas del Palacio de Gobierno –que se mantuvieron cerradas, por supuesto–, en tanto un ocurrente colocaba en el suelo, frente a los acarreados priistas, un “ataúd” con la foto de Medina con ojos blancos.

Manifestación en la Explanad de los HéroesEn ese punto, por allí pasadas las 6pm, parecía el fracaso de un intento más de organización por parte de la sociedad civil de Nuevo León.

Cada quien parecía estar en su onda, unos linchando al Gobernador, otros al Presidente y unos más al alcalde de Monterrey.

Muchos ciudadanos comenzaron a retirarse, seguramente decepcionados. La delincuencia, organizada; los políticos, también (a veces son de los mismos)… ¿y la ciudadanía?


Entonces, de entre la multitud surgió la figura de la periodista Ximena Peredo, impulsora de varias causas ciudadanas, para tomar la voz y plantear algo muy sensato: que todo el que deseara compartir su mensaje, ofrecer ideas, criticar a las autoridades, plantear una estrategia, etcétera, pasara al frente y hablara durante no más de dos minutos.

Algunos excedieron el límite, pero la dinámica funcionó. Con dos altavoces, los oradores improvisados expresaron libremente lo que pensaban, lo que exigían, lo que anhelaban con respecto a la violencia, la inseguridad, la justicia, la democracia.

Aquello fue un caleidoscopio de buenas intenciones, propuestas concretas, quejas, peticiones absurdas, desahogos, invitaciones, manifestación de ideologías, incongruencias… el ser humano es demasiado complejo, sin duda.

El ejercicio duró una hora y media, y aunque la mayoría de la gente se había marchado para cuando terminó poco después de las 8pm, la sociedad civil había logrado dar la vuelta al marcador.

Los gritos, incluso los de los acarreados, habrán de llegar a sus destinatarios de una u otra manera. La inconformidad ciudadana está a flor de piel y se dirige a todos los gobernantes y políticos, sin importar partido. Cuidado...

Y lo peor para ellos es que el próximo domingo (4 de septiembre), esta vez a las 6pm, volverán los ciudadanos, quienes al menos definieron un propósito común: invitar a más personas para que la protesta se escuche más fuerte.

La cita será de nuevo en la Explanada.

Fotos: Xardiel Padilla



Protestan y se enfrentan
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO:

¡Inscríbite ya!


Universidad Autónoma de Durango / Licenciaturas a un click de distancia


 

Notas recientes

PRESENTARÁN TAMBIÉN DOCUMENTAL.-  La marcha de...
CONTINÚAN ACTIVIDADES.- Las actividades en torno...
¿QUIÉN COMENZÓ A CONTAR LOS...
EL SABOR DE LA VIOLENCIA.-  De...
HABRÁ FERIA EN LA ALAMEDA.- El...

Otras secciones

Celebran su apoyo radial El Teatro Ángela Peralta...
PRESENTAN LIBROS SOBRE AYOTZINAPA.- La noche del 26...
CHARLARÁ CON SUS LECTORES REGIOMONTANOS.- Sergio Ramírez (Nicaragua,...
JUAN TREJO TAMBIÉN ESCRIBE PARA QUE LO...
INICIA LA FERIA DEL LIBRO DE LA...
EL RETORNO DE 'LA BELLA Y LA...
UN TEXTO AUTOBIOGRÁFICO DEL ESCRITOR LUIS PANINI.- Hace...
LA ÚLTIMA DE ROBIN WILLIAMS.- La tercera entrega...
TIERNOS, GORDITOS Y TE HARÁN REÍR.- Después de...
JUAN CEDILLO PRESENTA 'EITINGON'.- El 20 de agosto...