Así que nos armamos de valor y acudimos a una sala de cine en la cual éramos no más de cinco personas; al parecer el estreno de la más reciente franquicia del cómic llevada al cine no le ganó a la paranoia, ¿o sería el fin de quincena?.

Para los que llegaron tarde, Bloodshot es un comic recurente de Valiant comics, otra empresa spin-off de Marvel y es uno de los 3 o 4 títulos que sobresalen y mantienen sus ventas.

Su premisa no es del todo original y seguramente Valiant, sabiendo que llegaban al cine de super héroes un poco tarde, dejaron todo en manos de los productores de la franquicia Rápido y Furioso. La dirección es de Dave Wilson, director creativo y encargado de efectos especiales para videojuegos, es decir, esta es su ópera prima.

Muy en el tenor de Wolverine, Bloodshot es un arma humanoide fabricada por un loco militar o ex-militar que crea engendros prácticamente indestructibles para beneficio de su agenda personal. Sinceramente fue hace ya varios años que leí el primer arco del comic y me parece que al menos la adaptación del guión respeta la esencia de la historia original. Desgraciadamente dejaron a un lado el gore y el aspecto vampírico del personaje agregando un humor totalmente innecesario.

Vista desde la butaca, es una película entretenida al estilo del cine de acción norteamericano contemporáneo que parece una interminable cinemática de un videojuego, sólo que, esta vez, si es dirigida por uno de los principales creadores de cinemáticas para esa industria y eso se nota y se agradece ya que rescata una gran parte del filme.

Las escenas de acción son largas e incluyen escenarios como un túnel oscuro lleno de harina (si harina de trigo) perfectamente iluminado por luces de coches y disparos o una pelea en un elevador en plena caída, en el cual la cámara entra y sale del edificio, da vueltas y marea de forma espectacular.

Si te atreves a ir al cine en plena pandemia coronavírica, espera ver una película cuyo resultado me parece fue un feliz accidente, no recuerdo otra película cuya cinematografía parezca de cine B pero con efectos especiales al nivel de los estudios Marvel por lo que Bloodshot parece filmada con 3 pesos y luego editada y post producida con el resto de su presupuesto. Quizá muy al estilo Rápido y Furioso.

Mi humilde calificación:

10 porque las palomitas se acabaron a la mitad de la película, pero 5 porque las actuaciones son de pena ajena y afectan las pocas escenas de diálogo que son necesarias para entender la historia.

Véala si quiere o si puede, antes de que le prohíban salir de su casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí