Abel Teslaye nos trae un After Hours de 57 minutos. Un disco a cerca de la incertidumbre, que llega en el momento justo, a un mundo incierto.

Excesos bacanales,  abuso de substancias y de relaciones, soledad bestial, y una auto tortura que pareciera disfrutar. 

En la portada del álbum lo vemos sangrar, golpeado, con la nariz rota, tal vez sufriendo -Como siempre- pero sonríe con cierto dejo de satisfacción. 

Se refiere a “After Hours” como un “Episodio psicótico”, vaya timming, pareciera que lo planeó.

Abel recién cumplió los 30 años, y pareciera estar pasando por un momento claridad/madurez que solo te llega después de haber estado drogado por mucho tiempo,  -como ya lo sabemos es súper atascado mijo-  pareciera reconocerse en el espejo después de una larga fiesta –días o años- y verse a los ojos convertido ya en un hombre.

Nos deja saber que se odia a si mismo por lo que ha hecho, y lo confiesa; es sin duda un disco de ruptura, pero no con la pareja. Es una ruptura de Abel Teslaye con The Weeknd, el personaje. 

Una oda al Hollywood de los 80´s y 90´s pletórica de sintetizadores, con alusiones a REM, Elton John, Depeche Mode, Tears for Fears, hasta Wham -juzguen ustedes- .

The Weeknd trabaja dentro de un territorio estético que el mismo ha creado, pero aún así encuentra entre esos “límites” autoimpuestos nuevos sonidos e ideas. 

Producido impecablemente por  Metro Boomin, Oneohtrix Point Never – FKA Twigs, Iggy pop, David byrne- y Kevin Parker de Tame impala, nos entregan

un disco inmaculado donde le sacan el mayor provecho al falsetto ya conocido de Teslaye -talento hay, y mucho-.

Esta pieza consta de 14 tracks los cuales son secuenciales, ya que se va sincerando canción tras canción a manera de catarsis, esperando una redención. 

Abre con “Alone Again” y empieza la confesión, la autoautopsia: “taking off my desguise, living someone else life”.

“Too late” nos recuerda un poco a Kavinsky, teclados apocalípticos y entre un ritmos dubstep nos dice: “too late to save our souls, we are on our own”.

En “Scared to Live” la canción más tipo  “The Weeknd” usa su voz como instrumentos principal, y en los coros cuela el “I Hope You Don´t Mind” de “Your Song” de Sir Elton John -carísimo-.

El track número 5: “Snow Child” una autobiografía, muy al estilo de Drake, donde Abel nos cuenta de como comenzó “from the bottom” y ahora sufre como en su mansión de millones de dólares, la cual tiene una alberca que nunca usa -snif snif-. La eterna queja de los súper estrellas es que son súper estrellas.

“Heart Less” que fuera el primer sencillo del disco, reza: “ I Have What It Takes”.

En “Faith” juega con la idea de morir por una sobredosis y le da un guiño a REM diciendo “I´m losing my religión in everything”  mientras un poderoso bajo nos hipnotiza.

A partir del track número 9 cambia el ritmo del disco; ya se disculpó, ahora se despide: 

“Blinding Lights” que fue el segundo sencillo, me recuerda siempre al inicio de “Take on me” de AHA. Teclados y percusiones eléctricas, -solo me falta el video de dibujitos- unos acordes maravillosos, de las mejores canciones del disco.

“In Your Eyes”, el tercer sencillo del disco, nos provoca mover la cabeza y bailar ochenteramente, al final cierra con un sax  delicioso mientras dice “I See There´s Something Burning Inside You”.

“Save Your Tears” muy al estilo de Wham incluso, es todo lo que diré. Pegajosa, naive. No se necesita nada más.

Luego un interludio, de 3:05 minutos -eso no es un inteludio o si?- la única colaboración del disco, es con Kevin Parker: “Repeat after me, you don´t love him”.

La canción número 13, la que le da el nombre al disco, es mi favorita! Una joya, impecable, una cuerda de guitarra reverberante y la estática de fondo, como si se tratara de un vinilo, para subir deliciosamente en el minuto 2:12; un loop hipnótico de Shoe Gaze, imposible no bailar. Justo para antes de cerrar de manera dramática pero contundente con: “Until I Bleed Out”  diciendo “I don´t wanna touch the sky no more, and I don’t even wanna get high no more”. 

The Weeknd se disculpa y promete cambiar, nos invita a una sana distancia consciente de nuestro interior, a una sobriedad que rinda frutos, a sincerarnos con nosotros mismos y reconstruirnos desde ahí.

Dejemos que la música nos sane en estos tiempos obscuros.
Les dejo un abrazo y este disco.
Ya casi salimos de esta.

10/10 

Tracklist[editar]

N.º Título Duración
1. «Alone Again» 4:10
2. «Too Late» 3:59
3. «Hardest to Love» 3:31
4. «Scared to Live» 3:11
5. «Snowchild» 4:07
6. «escape from L.A.» 5:55
7. «Heartless» 3:18
8. «Faith» 4:43
9. «Blinding Lights» 3:20
10. «In Your Eyes» 3:57
11. «Save Your Tears» 3:35
12. «Repeat After Me -Interlude» 3:15
13. «After Hours» 6:01
14. «Until I Bleed Out» 3:10

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí